Foto: visitnc.com
Trucos y curiosidades / Ciclismo / ¿Estás asegurado cuando sales en bici?

¿Estás asegurado cuando sales en bici?

A lo largo de los meses, la práctica nos ha convencido, nos apasiona y decidimos tomárnoslo más en serio.  En la piscina hacemos tropecientos largos, corriendo nos marcamos nuestras series y tiradas largas, empezamos a saber de nutrición lo que no está escrito; pero y ¿la bici?.

Hasta las narices del mal tiempo.  Tenemos que ir al gym a clases explosivas de spinning. Eso por no hablar de la que liamos en el salón para montar nuestro rodillo mientras vemos con los niños los dibujos de la tele y nos morimos de ganas por lucirnos en carretera a lo Nibali con nuestra flamante flaca comprada a plazos a pesar de la bronca de nuestra pareja (algo que recuerda cada vez que la ve “estorbando por casa”). Decidimos salir a rodar fuera con la consiguiente tensión de nuestros seres queridos a la vista de las desgracias a compañeros que copan las noticias diarias.

Más o menos sabemos lo básico para salir airosos de un pinchazo, una rotura de cadena o cualquier otro percance mínimo. Pero ¿tenemos ya contratado un seguro?. Trataré de dar unas ideas generales, para al menos, comencéis a darle vueltas si es que aún no lo tenéis.

El seguro del hogar

Todos nuestros hogares están obligados a tener un seguro, bien por nuestra cuenta o bien obligados por nuestra hipoteca previa amenaza de subir la cuota mensual si no lo hacemos. Este seguro de hogar, no sólo cubre los daños de la casa reseñados en nuestra póliza, sino que también se puede aplicar a los que nuestra bici provoque a terceras personas y la defensa jurídica  si nosotros sufrimos  lesiones por otras personas. Pero no cubre los daños que nosotros podemos sufrir por nuestra propia culpa.

Seguro privado

Este tipo de servicio ofrecido por las diferentes compañías aseguradoras no solamente garantiza la asistencia en las opciones básicas antes descritas, sino que se hacen cargo de los daños sufridos por nuestra culpa, el robo de la bici, cirugía, invalidez, hospitalización, ect. A veces suelen incorporar algún reclamo como biomecánica o pruebas de esfuerzo para que nos suscribamos con ellos. Tened en cuenta que pueden tener “franquicia” o cuantía determinada de importe máximo si tienen que cubrir gastos. Leer la letra pequeña y hacer preguntas aunque sean absurdas.

Licencia federativa

Cuando decidimos unirnos a un club, éste suele recomendar sacar la licencia. Con ella, quedamos asegurados en los entrenos y en las competiciones. Lo único que habría que tener en cuenta en el caso de triatlón, es si la prueba la organiza la federación de triatlón o la federación de ciclismo si se trata de una marcha cicloturista. Pero tranquilos, de forma habitual suele haber acuerdos entre las distintas federaciones de cada una de las CCAA.

De forma general sacarse una licencia federativa por quedar asegurado, es más caro y quizás no le sacas rendimiento si apenas compites, pero  te garantiza quedar cubierto de forma ilimitada en cuanto a atención médica en todo el territorio nacional y a lo mejor te anima a inscribirte en más prueba con el consiguiente estímulo en el entreno.

La elección es vuestra, triatletas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS