Entrenamientos / ¿Existe el riesgo de fallecimiento por sobrehidratación?

¿Existe el riesgo de fallecimiento por sobrehidratación?

¿Existe la muerte por deshidratación? Si la deshidratación puede provocar serios daños a nuestro organismo, la deshidratación tampoco es recomendable. Veamos por qué.  Si bien, en condiciones normales, la gente va a todas partes con su botella de agua creyendo que beber agua a todas horas les va a ayudar a adelgazar o a mejorar su salud, tampoco debería suponernos mayor problema. El cuerpo lo filtra y elimina sin más.

No se conocen patologías por sobrehidratación en este tipo de comportamientos habituales hoy en día. Pero  la mayoría de los que leemos Planeta Triatlón somos deportistas en general de media y larga distancia. Por eso esta entrada de hoy basada en un artículo de Beatriz Portinari para El País, deberíamos cuanto menos echarle un vistazo porque está en juego nuestra salud.

El estudio

Un estudio de la Universidad de Monash en Australia demuestra que el cerebro tiene un mecanismo de defensa que se activa cuando se detecta que está bebiendo más líquido del necesario. La investigación consistió en registrar mediante resonancia magnética, la actividad cerebral y el esfuerzo que implicaba beber agua en dos situaciones:

  • Con sed, después de hacer ejercicio intenso
  • Sin sed, después de haber consumido previamente  gran cantidad de agua. En este caso, las pruebas cerebrales observaron una hiperactividad prefrontal asociada a la inhibición del reflejo de deglución. Es decir, se producía la sensación de “cerrarse la garganta” y costaba hasta tres veces más esfuerzo tragar el líquido. ¿Cuántas veces no nos entra más agua y seguimos bebiendo pensando que es bueno?

“Se ha dado caso de atletas de maratón a los que se les ha recomendado sobrehidratarse  y han fallecido, en ciertas circunstancias, por beber agua muy por encima de sus necesidades. En el estudio, por primera vez, comprobamos el esfuerzo que hacemos cuando bebemos en exceso, lo que significa que tenemos que superar algún tipo de resistencia cerebral”, describe Michael Farrell, coordinador de la investigación.

frodeno running agua hidratación
Foto: Picture Alliance

Muertes por sobrehidratación

Desgraciadamente, en los años 80 se empezaron a detectar los primeros casos de muertes por sobrehidratación en competiciones de larga distancia, lo que implicaba un reajuste de hidratación durante varias horas. Es la llamada hiponatremia asociada al ejercicio (EAH, por sus siglas en inglés). La sobrehidratación, en estos casos, produce un desequilibrio hidroelectrolítico y un aumento de la presión intracraneal, cefaleas, náuseas, vómitos, agitación, confusión mental, y podría llegar a provocar convulsiones, coma y muerte, como le ocurrió a la atleta Cynthia Lucero en el Maratón de Boston de 2002. Si se detecta a tiempo, se puede corregir administrando una solución salina hasta que se recupere el equilibrio.

Precisamente el otro día os dábamos a conocer el estudio que el equipo del doctor Diego López de Lara, del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico San Carlos, con la colaboración de la organización del Triatlón de Vitoria, hará el próximo 9 de julio sobre la prevalencia de hiponatremia mediante su análisis en plasma, cambios de peso corporal, pre y post carrera, y analizar su relación con la estrategia de hidratación elegida por el atleta.

tatuaje agua hidratación
Foto: tattooedtri.blogspot.com

Más casos detectados en maratones y carreras populares

Ojo a las conclusiones de los investigadores de la Universidad norteamericana de Oakland. Según sus estudios, si en los 80 los casos de hiponatremia afectaba más a atletas de élite en triatlón, ironman, escalada extrema o ultramaratón, últimamente se han detectado más casos en maratones y carreras populares entre otros deportes.

No olvidemos, por tanto, la importancia de hidratarse correctamente y consumir suficiente sodio durante las carreras de media y larga distancia. Añadimos, para cerrar, un consejo de José Antonio López Calbert, profesor de Fisiología del Ejercicio en la Universidad de Gran Canaria: “Mi recomendación es beber cuando tengamos sed, ni por encima ni por debajo. Y si nos planteamos competir en este tipo de pruebas, deberíamos entrenar con profesionales que nos enseñen a regular los niveles de sodio y a medir nuestra propia hidratación en marcha. No basta con leer información en Internet sobre cuánta agua debemos beber. Cada cuerpo es un mundo, y en estos casos, el asesoramiento profesional es imprescindible porque está en juego la salud”.

 

Javier Gómez Noya agua hidratacion
Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

Fuente: El País

ARTÍCULOS RELACIONADOS