Foto: Carlos Vives
Trucos y curiosidades / Triatlón / [VÍDEO] Qué hace un finisher de Kona que no haga un popular

[VÍDEO] Qué hace un finisher de Kona que no haga un popular

De cara a la próxima edición del Campeonato del Mundo de Ironman, a disputar el próximo 12 de octubre, ya tenemos unos cuantos españoles clasificados. Y no solo en PROs, donde tenemos a Eneko Llanos y Clamente Alonso. También en GGEE. En Ironman Italia, hace ya unos meses, conseguían su pase Carlos Vives, Iván Cáceres y Javi Pérez. Los tres españoles estarán en Big Island en octubre de 2019 para repetir una experiencia que ya habían vivido con anterioridad. Carlos y Javi estuvieron en Hawaii en 2017, Iván ha corrido dos veces allí: 2014 y 2016. ¿Por qué ellos y no otros? ¿Qué diferencia a un finisher de Kona de otro triatleta?

Llegar a Kona no es tarea fácil, ni si quiera en grupos de edad. El nivel cada año es mayor y el "precio" que toca pagar por un slot aumenta año tras año. Conseguir el billete para el Campeonato del Mundo de Ironman conlleva una serie de sacrificios y mucha disciplina, sobre todo si tenemos en cuenta de que no hablamos de deportistas profesionales, sino de padres de familia, maridos y trabajadores que hacen maravillas para poder rendir a gran nivel.

Madrugar mucho

Querer estar en la línea de salida de Kona implica un gran rendimiento deportivo. No el de un PRO, claro está, pero el suficiente como para estar a la altura de un mundial de Ironman. A Kona se llega entrenando mucho y muy bien, y eso a veces significa darse un madrugón cada día.

Si conciliar el trabajo y la vida familiar ya resulta complicado a veces, imaginad endosar un entrenamiento serio para Ironman. Saltar de la cama a las 5:30 o 6 de la mañana puede convertirse en una rutina. Las horas "normales" del día suelen estar ocupadas por el trabajo, la familia o las tareas domésticas, así que muchos acaban por subirse al rodillo o salir a correr bastante antes de que salga el sol.

Cuidar la alimentación drásticamente

Es cierto que uno cuando llega al deporte cambia sus hábitos alimenticios, pero se sigue permitiendo algunos caprichos excesos. Las reglas del juego para un finisher de Kona son más estrictas. Así lo explica uno de los afortunados en Ironman Italia, Carlos Vives, con quien estuvo, en su momento nuestro CEO, Diego Rodríguez: "Cuido la alimentación muy drásticamente desde dos meses antes del objetivo"asegura el triatleta.

Aquí tienes, por cierto, la entrevista completa, por si prefieres la película al libro ;-)

Ponerse en manos de profesionales

En todo este camino es importante contar con el trabajo y la guía de profesionales. El papel de un buen entrenador, con experiencia, que sepa escoger un plan adecuado y trabajar con el deportista es fundamental. Para llegar a Kona hay que trabajar duro y hacerlo con los mejores.

De igual modo el papel de un nutricionista deportivo y un buen fisioterapeuta juegan un papel importante. El entrenamiento, la alimentación y la recuperación son los tres grandes pilares del rendimiento deportivo y un finisher de Kona no puede dejar que ninguno de ellos sea producto del azar.

Ser muy disciplinado

"Forma parte de mi vida y esa disciplina ya está introducida dentro de mí, por eso no me cuesta levantarme pronto o ser metódico con la alimentación", dice Carlos Vives. La disciplina es la bandera de un finisher. Un deportista popular quizá se puede permitir cambiar el entrenamiento por el sofá, alguien que quiere estar en Kona no.

"La diferencia entre llegar y no llegar en el deporte es hacer las cosas cuando no te apetece", decía Carlos Prieto, entrenador de Javi Gómez Noya, en un reportaje de El País. Cumplir con lo previsto, ser riguroso, dar la cara en cada entrenamiento, seguir el plan nutricional, cuidar el descanso son piezas indispensables del puzzle.

Dar al material la importancia que se merece

Una buena bici no es sinónimo sólo de postureo, sino de una mejora en el rendimiento. Aunque muchos se nieguen a entenderlo la importancia del material en el rendimiento deportivo es enorme. Unas determinadas ruedas, un cuadro o una cadena pueden suponer un ahorro de vatios y de esfuerzo importantísima.

Cuando alguien se juega un slot a Kona cualquier mínima diferencia puede hacer que la balanza quede de un lado o de otro. Por eso un finisher siempre cuidará cada detalle y tratará de que sus "herramientas de trabajo" sean las mejores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS