Foto: Nigel Roddis // Getty Images for IRONMAN
Gustav Iden llevaba una bici de ruta en Niza... ¡porque no tiene patrocinador ciclista!

Gustav Iden llevaba una bici de ruta en Niza... ¡porque no tiene patrocinador ciclista!

Gustav Iden sorprendió a propios y extraños haciéndose con la victoria en el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3. Hasta el nivel de que Matt Lieto, comentarista de IRONMAN que le entrevistó a pie de meta, tuvo que preguntarle cómo se pronunciaba correctamente su nombre. "Es una sensación maravillosa",

El noruego, compañero de Kristian Blummenfelt y Casper Stornes en esos tripletes mágicos de las Series Mundiales de Bermuda 2018 y de IRONMAN 70.3 Bahrain 2018, demostró a sus 23 años ser mejor que sus rivales: primero dio una lección magistral sobre la bicicleta, siendo capaz de aguantar el ritmo de Rudy von Berg y Alistair Brownlee, y posteriormente enseñó al mundo cómo correr una media maratón final, siendo prácticamente minuto y medio mejor que Sebastian Kienle, segundo mejor en los 21 kilómetros finales. Mientras el alemán necesitó 1:09:31, Iden completó el segmento en 1:08:10, a 3'14" por kilómetro.

El tercer mejor parcial ciclista sobre una bici de ruta

Durante los poco más de noventa kilómetros del segmento ciclista, en el que ocupó la tercera plaza gran parte del tiempo, el comentario general fue la elección de una bici de ruta, la misma que utiliza en las series mundiales. Mientras el resto de sus rivales utilizaban la tradicional cabra de media y larga distancia, a él le veíamos rodar con una Specialized Venge con acoples largos. Con los 1.100 metros que se ascendían solo en los cuarenta primeros kilómetros de trayecto, y con apenas diez en plano en las inmediaciones de Niza, la decisión del noruego parecía un gran golpe de efecto. Pero nada más lejos de la realidad. "Creo que en realidad una cabra hubiera sido más rápida hoy", reconoció en los micrófonos de IRONMAN, "pero como no tengo patrocinador, no he podido encontrar una a mi medida".

"Tengo una" -en referencia a la Felt B12 con la que se le vio competir en Bahrain el pasado mes de noviembre-, "pero está sin frenos, así que lo mismo moría hoy si la utilizaba, así que utilizar mi bici de ruta ha sido una buena elección".

Con una bici de ruta, la estrategia escogida por Iden fue en principio distinta a la de sus rivales: "Mi idea sobre todo era apretar en en el descenso, ya que con esta bici podía ir más cómodo bajando, pero cuando a mitad de subida escuché que iba 1'15" por detrás, entré en pánico, y tuve que apretar todo lo que pude subiendo". A partir de ahí, modificó el planteamiento, bajando el pistón en el descenso, para no fundirse antes de llegar a Niza de nuevo. Como se demostró a posteriori, fue la elección correcta, ya que de los tres de cabeza fue el que más fresco se bajó.

El objetivo para 2020, los Juegos Olímpicos

Con solo tres carreras de media distancia a sus espaldas, Iden puede jactarse de tener una eficacia que solo Jan Frodeno y Javier Gómez Noya habían demostrado hasta el momento: dos triunfos -2016 y este del pasado domingo- y un tercer puesto. Pero ésto no le hace olvidarse del verdadero objetivo para 2020, que es lograr un buen papel en Tokio. "Es año olímpico, y los Juegos son lo más que puedes conseguir en nuestro deporte, así que el título de Campeón del Mundo está bien, pero el objetivo para 2020 es hacerlo bien allí".

ARTÍCULOS RELACIONADOS