Foto: Twitter
Actualidad / Running / Gwen Jorgensen: "Estoy vacía y decepcionada"

Gwen Jorgensen: "Estoy vacía y decepcionada"

Gwen Jorgensen, la que fuera dos veces campeona del mundo de triatlón, y medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Río se ha reencontrado este domingo en Chicago con los 42 kilómetros tras su primera incursión hace algo más de año y medio, cuando al finalizar la que a la postre sería su última temporada de triatlón decidiese competir en el Maratón de Nueva York. Lo hizo terminando en 2h41’01 y tan solo nueve semanas después de Río. “El Maratón de Chicago será mi primer maratón de verdad", comentaba en agosto la corredora estadounidense que hoy ha terminado con un crono de 2h36’23”.

Hoy ha sido por tanto el primer intento serio en la distancia de la corredora estadounidense desde que dejara el triatlón para convertirse en corredora a tiempo completo y conseguir el oro en Tokio 2020.

"El maratón te expone, y hoy a mí me ha expuesto completamente", escribía al acabar la prueba en su cuenta de Instagram. "Me siento vacía y decepcionada, y asumiéndolo". Pese a correr a un ritmo de 3:42kms/h, sin duda un undécimo puesto no era el esperado al apostar tanto por esta disciplina. "Todo lo que importa es cómo salga el día de la carrera: tus entrenamientos, tus sentimientos, tu salud no importan".

Jorgensen pasó la primera media en 1:15:48 y en la segunda media se fue a 1:20:35, con un pajarón considerable después de pasar el kilómetro 30. Si analizamos sus tiempos, los últimos 12,195 kilómetros los hizo a un ritmo de maratón de casi 2:47. Después de haber corrido en 1:10:58 la media maratón a principios de este año (y no estar muy contenta la estadounidense con su marca entonces), 2:36 no está ni remotamente cerca de lo que ella esperaba hacer hoy. La pregunta es obligada.

¿Está persiguiendo Gwen Jorgensen un objetivo realista?

De todas las carreras que Gwen ha corrido este año, la que más esperanzas nos ha dado ha sido su primera carrera de 2018, 15:15 en los 5.000 metros en pista cubierta en Seattle en febrero. Seis meses después del nacimiento de Stanley, fue un debut fantástico, que superó con creces las expectativas de casi todo el mundo. Pero llegados a este punto, ¿es factible su objetivo de luchar por el oro en Tokio 2020 dentro de dos años?

Hoy ha sido undécima, y ha terminado a casi 18 minutos de la keniata Brigid Kosgei (2:18:35), que ha dado un verdadero recital por delante de las etíopes Roza Dereje (2:21:18) y Shure Demise (2:22:15). Ella lo tiene claro: no va a tirar la toalla. "¡No me voy a rendir!" escribía. "Dicen que la adversidad construye campeones y mi corazón y mi cabeza están listos para el trabajo duro que nos espera".

ARTÍCULOS RELACIONADOS