Foto: Cortney White
Gwen Jorgensen: "Compartir tus peores momentos es un signo de fortaleza"

Gwen Jorgensen: "Compartir tus peores momentos es un signo de fortaleza"

El fin de semana pasado la atleta estadounidense Gwen Jorgensen se volvía a poner un dorsal para ponerse a prueba en las 25 vueltas a la pista para completar un 10.000 en The TEN, una prueba en la que se dio cita lo mejorcito del país: Marielle Hall, Karissa Schweizer, Elise Cranny, Kim Conley, Emily Infeld y Eilish McColgan.

La prueba terminó convirtiéndose en un duelo entre Karissa Schweizer (24 años) y Elise Cranny (también de 24 años) que acabó con la victoria de esta última gracias a un poderoso ataque pocos metros antes de la línea de meta con un crono de 30:47.42. Segunda fue Karissa Schweizer con una marca de 30:47.99. Gwen Jorgensen, a sus 34 años, fue séptima con una marca de 32:39.96, un tiempo muy lejano de ese 31:55 que consiguió en 2017 y que le ha hecho reflexionar sobre la decisión que tomó en noviembre de 2017 al anunciar su transición al atletismo. Dejaba así el triatlón en el mejor momento de forma tras ganar el oro olímpico en Río 2016.

Foto: Talbot Cox

"¿Soy suficientemente buena?"

Hace un par de días que la excampeona olímpica de triatlón hacía balance de esta carrera disputada el fin de semana pasado: "El sábado corrí una carrera de 10 kilómetros sin dar lo mejor de mí, a pesar de estar totalmente preparada. Es duro. Los pensamientos iban y venían a todas horas: "¿Soy lo suficientemente buena? ¿Qué estoy haciendo? ¿Significa esto que debo dejarlo?".

Todos tenemos momentos en los que nos creemos incapaces. Es raro compartir estos pensamientos. A menudo se ve como una debilidad. Yo creo que compartir tus peores momentos es un signo de fortaleza. En el atletismo, no puedes ocultar o encubrir tus fracasos. Yo luché mucho cuando era niña. Odiaba las carreras porque me exponía. Mi percepción era que todo el mundo me estaba mirando (lo que me aterraba porque además no era cierto).

He recorrido un largo, largo, camino desde mi adolescencia, pero eso no significa que el fracaso sea más fácil de encajar. Sé que mi autoestima no está en mi resultado. También sé que mi carrera no estuvo acorde a mis posibilidades, y tal vez eso es algo bueno - es bueno saber que tengo más en la reserva, pero también es frustrante.

Voy a cambiar las cosas y correr de nuevo pronto. He esperado unos días para publicar en las redes sociales para ordenar mis propios pensamientos y deseos. Estoy muy agradecida. Agradecida por las oportunidades. Agradecida por el apoyo. Mi familia, mis entrenadores y mis compañeros de equipo me han apoyado de una manera que me hace desear que todas las personas tengan lo que yo tengo. No tengas miedo de buscar apoyo. Todo el mundo se merece que le escuchen y ayuda para mejorar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS