Actualidad / Running / ¿Se ha equivocado Gwen Jorgensen dejando el triatlón?

¿Se ha equivocado Gwen Jorgensen dejando el triatlón?

Gwen Jorgensen lleva más de tres años retirada del mundo del triatlón después de que a principios de 2017 sorprendiera a todos comunicando su decisión de retirarse de nuestro deporte para poderse centrar de lleno en el mundo del atletismo. Fue sin duda la gran dominadora del triatlón mundial durante tres años consecutivos (2014, 2015 y 2016), se retiraba estando todavía en lo más alto con 30 años y con el oro olímpico de Río colgado del cuello.

Centrada en tratar de lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio en maratón, el nivel de exigencia y la falta de mejora le ha hecho renunciar a la larga distancia y centrarse en la pista, donde esperaba acudir a la prueba olímpica de 10.000 metros.

En octubre de 2018 corrió el maratón de Chicago, donde terminó con un decepcionante 2:36:23 y un undécimo puesto que sabían a poco en su debut en la maratón profesional. Pero tres días antes de la prueba, Jorgensen estaba con fiebre y subestimó los efectos de correr esa distancia no estando completamente recuperada. "No tuve dudas después de esa carrera", dice. "Sí, fue un mal resultado, pero hice un buen entrenamiento antes y tengo más ganas que nunca de hacer otro maratón para probar que puedo hacerlo".

En mayo de 2019 Jorgensen era operada de un espolón en su talón, una lesión que le estaba impidiendo poder correr sin dolores desde hacía mucho tiempo y que la apartaba completamente de toda la temporada de maratón en otoño de 2019. Durante todo este tiempo, su participación en competiciones ha sido muy irregular y apenas se le ha visto compitiendo y rindiendo a un alto nivel, como nos solía tener acostumbrados.

Husky Classic, 5K en 15:47 (3'09/km)

El pasado 16 de febrero Gwen Jorgensen volvía a reaparecer en una prueba de 5 kilómetros en pista, Husky Classic. Tras mantenerse en posiciones de cabeza durante las primeras vueltas, la carrera se vio rota y Gwen no pudo seguir el ritmo marcado por Reegan Yee, que terminó con un crono de 15:33. Jorgensen fue sexta con un tiempo de 15:47, 14 segundos más lenta que la ganadora.

Foto: Talbot Cox

A pesar de no ser un mal tiempo, lo cierto es que la supremacía de Gwen Jorgensen a la que nos tenía acostumbrados con su carrera a pie en las pruebas de triatlón no se está transmitiendo a la pista. La recuperación después de su lesión parece que no está yendo del todo bien como debería y la carga de kilómetros ahora no es tan sencilla para que la atleta estadounidense acumule todo el trabajo.

Esta marca de 15:47 le deja bastante lejos de la mínima olímpica que le exige el equipo estadounidense para formar parte de su equipo y que debe intentar rebajar hasta el 15:10 antes del próximo 25 de junio.

A pesar de todo, Gwen Jorgensen no ha cambiado de objetivo a largo plazo en cuanto a sus aspiraciones en maratón. "Mis objetivos en el maratón no van a cambiar. Mi línea de tiempo sí", decía la extriatleta. ¿Se habrá equivocado con esta decisión?

ARTÍCULOS RELACIONADOS