Foto: Facebook // Hermann Simon
Actualidad / Ciclismo / El triatleta francés Hermann Simon, salvado por el casco cuando bajaba el Mont Ventoux a 70 km/h

El triatleta francés Hermann Simon, salvado por el casco cuando bajaba el Mont Ventoux a 70 km/h

Probablemente no sea uno de los triatletas más conocidos, pero el francés Hermann Simon a sus 29 años ya ha estado en Kona este pasado año 2019. Nacido en Normandía y fisioterapeuta de profesión, Simon llegó a Nimes para trabajar hace unos años con ganas de probar nuevos deportes y encontró en el triatlón su nueva filosofía de vida.

Empezó con alguna que otra carrera, a lo que le siguieron medias maratones y después de solo un año y medio aceptó como reto terminar un IRONMAN. Así que ni corto ni perezoso en la línea de salida de Vichy se presentó para terminar en 9h57min, cuatro minutos antes que el gran Laurent Jalabert, otro de los que nunca fallan en Vichy.

Los cuatro primeros de su grupo de edad se clasifican directamente y Hermann termina, ¡cuarto!, billete directo para Hawaii. En Kona terminó en el puesto 81 de la categoría M25-29 con 10h40min55, ahí no pudo con su compatriota Jalabert, que terminaría en 9h25:53 como segundo clasificado en la categoría M50-54 y con mucha más experiencia que Hermann.

Foto: Facebook // Hermann Simon

Accidente bajando el Mont Ventoux

El Mont Ventoux es uno de los lugares míticos para el ciclismo mundial. Además de ser conocido por las terribles rachas de viento que soplan en su cumbre, los 21 kilómetors de subida al 7,6% de desnivel y el paisaje lunar que se divisa desde la cumbre, hacen de esta cima una de las míticas por las grandes gestas que ciclistas de todos los tiempos han protagonizado subiendo.

Hoy el triatleta francés Hermann Simon ha protagonizado otra gesta, pero muy diferente, la de salvarse de un terrible accidente gracias al casco. Tal y como decía el de Nimes en sus redes sociales, gran susto el que se ha dado hoy bajando el Mont Ventoux, sus ruedas explotaron simultáneamente cuando iba a 70 kilómetros por hora. En la cima están de obras y la carretera está sucia, por lo que recomienda a todos los ciclistas evitar este año la subida para no sufrir sustos como el que se ha llevado él hoy.

Y sobre todo, y algo que nunca debemos olvidar, siempre ponte el casco en carretera, salva vidas. Nada roto, como dice Hermann, casi un milagro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS