Foto: Reuters // Tim Winborne
Actualidad / Javier Gómez Noya y Alistair Brownlee, ¿rivales en distancia Ironman?

Javier Gómez Noya y Alistair Brownlee, ¿rivales en distancia Ironman?

Ya está. Han acabado los Juegos Olímpicos. Nos quedan cuatro largos años hasta volver a ver el triatlón en boca de todos y en una cadena pública. Ains. ¿Qué nos espera a lo largo de todo este tiempo? Elucubraciones. Muchas. Dos muy importantes: En primer lugar, qué pruebas nos vamos a encontrar en Tokio 2020.

Recientemente, la ITU, a través de su presidenta Marisol Casado, dejó caer el interés por parte de la Federación Internacional en que los Relevos Mixtos fuesen prueba olímpica, en aras a potenciar la igualdad de género en el deporte, además de que este tipo de prueba es, hay que reconocerlo, muy espectacular.

En este sentido, el del espectáculo para el público, tengamos en cuenta otro tema muy importante: ya se empieza a barruntar, aunque no ha habido ninguna declaración pública al respecto, que para la cita olímpica de Tokio la distancia en que se corra el triatlón no sería la tradicional, la -valga la redundancia- olímpica, si no la sprint, mucho más explosiva y susceptible de ser emitida por televisión. Al fin y al cabo sería sólo una hora de carrera, sin tanto segmento de bicicleta, y a ritmos mucho más rápidos.

relevos
Foto: ITU Media // Janos M. Schmidt

¿A dónde nos lleva ésto? A la segunda de las elucubraciones. Qué van a hacer los triatletas con su carrera deportiva a lo largo de los próximos cuatro años. De Mario Mola, Fernando Alarza, Richard Murray y Jonathan Brownlee lo tenemos más o menos claro. Son jóvenes (el mayor de los cuatro es el sudafricano con 27 años) y tienen un largo recorrido a lo largo de las WTS los próximos años.

¿Pero qué va a pasar con Javier Gómez Noya y Alistair Brownlee?

En 2020, Javier Gómez Noya tendrá 37 años. Alistair Brownlee, 32. El gallego, tras su fatídica renuncia a Río 2016 ya dejó caer que no descartaba Tokio 2020, que incluso era una posibilidad que barajaba antes de la lesión, pero nosotros nos preguntamos: ¿en qué condiciones?

Preguntado en septiembre de 2015 en una entrevista en El Mundo Deportivo, el gallego reconoció que no descartaba un nuevo ciclo olímpico, pero que solo lo haría si estaba entre los mejores, si no, no le motivaría la idea.

La corta distancia exige de los deportistas correr a unos ritmos endiablados. De todos los ganadores desde que el triatlón es deporte olímpico, el mayor de ellos al alzarse con la medalla fue el neozelandés Hamish Carter, que tenía 33 años en su momento. El más pequeño, Alistair Brownlee que ganó el oro en Londres con apenas 24.

Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13
Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

¿Son 37 años demasiados años para rendir a alto nivel? Y entendedme, cuando digo alto nivel digo luchar por las medallas. Pues no lo sé. Quizás. Pero es Gómez Noya, uno de los mejores triatletas de la historia y de él podemos esperar cualquier cosa.

Personalmente le veo pronto en larga distancia. Ya ganó el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 en 2014 con solvencia y por sus características le puede dar toda la guerra que quiera a Jan Frodeno, Sebastian Kienle y compañía. Incluso él ya dijo en su momento que tras Río probaría la larga distancia.

¿Y Alistair Brownlee? Pues algo parecido. Aunque tiene recorrido para un nuevo ciclo olímpico (tendrá 32 años en Tokio, uno menos de Gómez Noya en la actualidad) en su caso el problema puede ser de motivación. Ya ha demostrado que en esta distancia es el mejor del mundo. Su victoria en Río ha sido rotunda. No hay otro calificativo.

El mismo jueves, en la rueda de prensa posterior a su victoria, decía al respecto de su futuro:

"Tokio es una posibilidad que tengo que valorar. El triatlón es lo que me gusta y quiero correr distancia Ironman alguna vez. Si llegará antes de Tokio o después no lo sé decir. Lo mismo hago larga distancia y luego retomo la corta para preparar Tokio. El triatlón siempre ha sido para mí distancia olímpica, desde que empecé en Sydney en 2000".

Así que incertidumbre, aunque por la opinión de ambos, es posible que a lo largo de los próximos años les veamos compitiendo, aunque en el caso del inglés pueda ser de manera simbólica, el uno contra el otro en distancia Ironman.

Anda que no nos lo vamos a pasar bien viéndoles...

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS