Foto: ITU Media
Actualidad / Javier Gómez Noya, golpe de autoridad en las Series Mundiales de Montreal

Javier Gómez Noya, golpe de autoridad en las Series Mundiales de Montreal

Unas veces es Mario Mola. Otras, Fernando Alarza. Y si no, Javier Gómez Noya. Sea uno u otro, tenemos la fortuna de en cada Serie Mundial que se disputa poder disfrutar de uno de los nuestros el podio. De hecho, de las siete citas que llevamos esta temporada, incluida la recién acabada Montreal, podemos contar con un pleno absoluto: al menos uno de los tres ha terminado en los puestos de privilegio en cada una de las siete.

El sábado pasado Mario Mola se llevó la victoria en Edmonton. Hoy el mallorquín, cortado en la natación al salir a 52" de la cabeza, ha llegado a estar cuarto en la carrera a pie, con otra remontada de las suyas, pero a falta de dos kilómetros y medio se ha hundido físicamente hasta terminar decimocuarto, viendo como le sobrepasaban rivales: Raphael Montoya, Simon Viain y un gran Vicente Hernández, que se ha hecho con la novena posición y retoma las buenas sensaciones de toda la temporada.

Fernando Alarza, por su parte, ha sufrido aún más si cabe en el agua y el posterior segmento de ciclismo -ha llegado a estar a 2'55" de los primeros- y pese a remontar como es tradicional en el talaverano, finalmente ha acabado a más de tres minutos de cabeza, diciendo casi adiós a sus posibilidades de luchar en Roterdam por el Campeonato.

Pero entonces, en ausencia de Mario y Fernando, ha salido el Javier Gómez Noya de las grandes ocasiones, una vez recuperado de los problemas que padeció en Edmonton, y ha logrado hacerse con la victoria en una carrera simplemente para enmarcar, recordando a la de Abu Dabhi o cualquiera de su Campeonato de 2015. .

Tras salir a 12" de los primeros clasificados del agua, Jonathan Brownlee, Aaron Royle y Richard Varga, el gallego ha logrado enganchar en la segunda de las nueve vueltas del segmento ciclista. Se ha formado un grupo en el que estaban además Kristian Blummenfelt -ganador de la prueba en 2016 cuando fue Copa del Mundo sobre distancia sprint-, Seth Rider y Ben Kanute. Los siete han trabajado de manera ordenada tratando de abrir la mayor distancia posible con el grupo perseguidor, en el que venían Mario Mola, Vicente Hernández, Richard Murray y Jakob Birtwhistle. A la T2 han llegado con 59" de ventaja sobre el actual líder de las series mundiales y el resto de grupo perseguidor.

En la carrera a pie, Javier Gómez Noya lo ha tenido claro: el rival a seguir era el noruego Blummenfelt. Nada más calzarse las zapatillas ha comenzado la persecución junto a Jonathan Brownlee. Apenas con un kilómetro disputado los tres transcurrían en solitario y con más de quince segundos de ventaja sobre Varga, Royle, Kanute y Rider. Al paso por el tercer kilómetro, el discípulo de Carlos Prieto ha forzado el ritmo. Blummenfelt ha intentado seguirle durante unos metros. Jonathan Brownlee, profundamente afectado y justo, casi recordando al de los kilómetros finales de Cozumel, ha visto incluso como Richard Murray le ha sobrepasado a falta de kilómetro y medio, cuando se bajó de la bici a casi un minuto del británico. No es el año de Jonny, sin duda.

A partir de ahí Javier ha sabido gestionar la distancia, pese a tener al noruego a solo nueve segundos, hasta terminar haciéndose con la victoria. Los 800 puntos conseguidos le catapultan a la segunda posición de la Clasificación General y dejan abierta la posibilidad de participar en Estocolmo, pese a que a priori lo había descartado. Tras su victoria de hoy, y siendo la Gran Final de Rotterdam sobre distancia olímpica, sus opciones de alcanzar a Mario están más vivas que nunca.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS