Foto: Zack Wittman
Actualidad / Running / Rice y Dykes: Nunca se es demasiado mayor para ser el mejor

Rice y Dykes: Nunca se es demasiado mayor para ser el mejor

¿Qué tienen en común Jeannie Rice y Gene Dykes? Pues además de haber nacido con pocos días de diferencia, en abril de 1948, ambos corredores han conseguido el récord en maratón de su categoría de edad en los dos últimos años.

Rice empezó a destacar en octubre de 2018 en el Maratón de Chicago donde consiguió un 3h27:50, consiguiendo rebajar el récord del mundo femenino en categoría de más de 70 años en más de 7 minutos. Unas semanas más tarde, Dykes fue al maratón de Toronto Waterfront y terminó en 2:55:17, acercándose a 30 segundos del récord mundial (2:54:48), establecido por el gran Ed Whitlock en 2004 cuando tenía 73 años. Muchos consideraron que el registro de Whitlock era intocable hasta que Dykes se quedó tan cerca.

Y ese momento llegó en diciembre de 2018, cuando Dykes corrió la maratón de Jacksonville en Florida en 2:54:23, mejorando la marca de Whitlock en 25 segundos. Pero Dykes no contó con las certificaciones pertinentes de las autoridades para que el crono fuera homologado como oficial, por lo que no ha sido registrado como récord mundial, aunque ahí queda para todos los que admiramos a este corredor.

Foto: Zack Wittman

Próximos pasos

Dykes, con 71 años actualmente, está entrenando para oficializar el récord del mundo, posiblemente en Londres en abril o en Chicago este otoño. Mientras tanto, Rice, también con 71 años cumplidos, mejoró su propio tiempo el pasado septiembre en Berlín, cuando corrió en 3:24:48. Tiene un calendario completo de carreras para el 2020, que incluía el maratón de Tokio, pero no ha podido correr debido a la suspensión de la prueba popular.

¿Cómo lo hacen?

Puede que una parte importante sea genética, seguro. Pero el resto es el resultado de un trabajo duro, enfocado hacia una meta, y un entrenamiento que requiere mucho compromiso. (Rice corre algo más de 100 kilómetros por semana, y Dykes aumenta su kilometraje participando en varios ultras.) En otras palabras, hacen lo mismo que los atletas décadas más jóvenes.

Ponerse un objetivo

Dykes planifica cada año en diciembre, y hace públicos sus objetivos a través de su página de Facebook. Para el 2020, aspira a participar en 35 carreras, mezclando distancias y superficies. Además de intentar establecer oficialmente el récord mundial de maratón de más de 70 años, espera ganar su grupo de edad en Boston y mejorar su propia marca de 5 kilómetros (19:01). Hay seis ultras en su calendario, incluyendo la Bigfoot 200 en Washington.

Rice tiene muchas carreras planeadas para la primavera y anima a cualquiera a que se fije una meta y la escriba. "Fija la meta", dice. "No tiene que ser ganar, no tiene que ser 3 horas y media, 4 horas. Si no tienes un objetivo, ¿para qué lo haces?"

Sé ambicioso

Rice entrena la maratón con 5Ks, 10Ks y medias maratones. Dykes tiene un entrenador que le pone entrenamientos agotadores. A veces no puede seguirlos al pie de la letra, pero si hay que tomarse algún minuto más de recuperación entre serie y serie, no pasa nada.

Año tras año Dykes descubre que mejora. "Si intentas algo un poco más ambicioso cada año, lo imposible se convierte en posible y lo posible en rutina", dice. "Siempre pienso: 'Hice eso el año pasado; ¿qué puedo hacer el año que viene para superarlo? ”

Sé firme en tus objetivos

Rice no se anda con rodeos cuando llega a la salida de una carrera, y es muy clara sobre el ritmo que tiene que llevar. Se dice a sí misma, "Sé que puedo hacerlo", en lugar de permitir que la negatividad le haga dudar. Durante los primeros 5 u 8 kilómetros de un maratón, intenta adaptarse a su ritmo. En Boston el año pasado, salió demasiado fuerte en las bajadas y sufrió calambres más tarde.

Foto: Zack Wittman

Hasta el kilómetro 32, mira su reloj y se centra en los parciales. A partir del 32, piensa en la llegada y en la gente que le espera. En diciembre, corrió su maratón número 120, en Tailandia, en 3:27. "Mucha gente corre muchos, muchos maratones", dice. "Pero en realidad no están corriendo. Yo corro. Una vez que estoy en la línea de salida, soy muy competitiva."

Haz lo que te funciona a ti, no a los demás

Dykes no ha tenido suerte con muchos de los rituales previos y posteriores a la carrera que funcionan a otros corredores. "Noto correlaciones entre el estiramiento y y las pesas", dice. "Y la correlación es que cuanto más los hago, más me lesiono".

No es que los extras no ayuden a algunas personas; lo hacen. Pero su punto de vista es el siguiente: "No deberías aceptarlo como una verdad absoluta. Hazlo solo si encuentras beneficios. No veo ningún beneficio en absoluto, así que no los hago. Animo a todos a no pensar en ellos como algo imprescindible. Pruébalo, a ver si funciona".

Diviértete

Dykes es un corredor que va contra muchos estereotipos en esto del correr. Incluso dice que hay que esperar a entrenar en serio a que uno tenga de verdad tiempo, no cuando tienes hijos pequeños que cuidar o trabajas muchas horas al día.

Hay gente que se cree que no se va a divertir corriendo cuando sea mayor. Se equivocan.

"Ese es el mensaje que estoy tratando de transmitir: Puedes divertirte como un corredor mayor", dice. "Hasta cierto punto, sólo tienes unos cuantos años buenos. ¿Por qué desperdiciarlos cuando cuando hay mucha competencia siendo joven? Espera hasta mi edad. La mayor parte de tu competencia tiene un pie en la tumba."

Cómo empezaron

Jeannie Rice nació en Corea del Sur y llegó a los Estados Unidos cuando tenía 19 años en 1968. Empezó a correr después de engordar unos kilos tras un viaje de vuelta a Corea para visitar a su familia en 1983. "Vas a visitar primos y tías, y ellos piensan que nos morimos de hambre en Estados Unidos". "Es una fiesta cada vez que vamos. Tenemos que comer para ser educados. Llegué a casa, mido 1,70 y estaba un poco gordita. Quería perder esos kilos. Empezó a correr y vaya si le cundió. En 1984 corrió en 3:45 su primera maratón en Cleveland. Desde entonces ha corrido más de 120 maratones y ha viajado por todo el mundo para competir.

Gene Dykes fue un gran atleta de pista de secundaria en Canton, Ohio, corriendo en 10:17 los 3.000 metros. Cuando llegó a la universidad dejó el atletismo y se centró más en el golf. En 2004 conincidió con un compañero golfista que le comentó que estaba corriendo en un grupo. Dykes se unió al grupo y empezó a entrenar. Corrió su primer maratón en 2006 a la edad de 58 años, terminando en 3:43. En 2013, contrató a su entrenador, que le llevó a mejorar su tiempo en maratón de 3:29 a 3:09 en cinco meses.

ARTÍCULOS RELACIONADOS