Foto: Ali Haji // Red Bull Content Pool
Actualidad / Triatlón / El récord del mundo de IRONMAN de Kristian Blummenfelt tiene consecuencias

El récord del mundo de IRONMAN de Kristian Blummenfelt tiene consecuencias

Hasta hace apenas un mes nadie ponía en duda el dominio de Jan Frodeno en larga distancia.

El alemán, tres veces Campeón del Mundo, cuenta todas sus competiciones desde octubre de 2017 por victoria.

Sin embargo, IRONMAN Florida y IRONMAN Cozumel nos han servido para darnos cuenta de que el dominio germano se enfrenta, por primera vez, a la tesitura de poder ser terrenal ante dos figuras, las de Kristian Blummenfelt y Gustav Iden.

Ninguno de los dos venido a simplemente cruzar menciones divertidas en Instagram con el de Colonia.

No les vale con ser segundos

Ni son Sam Long ni son Lionel Sanders, ni tienen nada parecido a un sentimiento de inferioridad.

Con seis meses por delante antes de que llegue St. George, a ambos se les vislumbran ansias por compartir dorsal con él, medirse y, por qué no, vencerle.

Dónde otros rivales parten diezmados en su estado anímico, sabiéndose hijos de un dios menor, Blummenfelt e Iden tienen mimbres para pelear de tú a tú.

Para más beneficio de los aficionados.

kristian blummenfelt ciclismo
Foto: Instagram // Olav Aleksander Bu

El triatleta más versátil

Pero hay más. Quizás es momento de plantearse que Kristian Blummenfelt puede, a su edad, llegar a ser el mejor triatleta de la historia. O al menos el más versátil.

Quedan años por delante, por supuesto, pero a sus 27 años atesora un Campeonato del Mundo de Triatlón, un oro olímpico, el récord del Mundo de IRONMAN 70.3 y el récord del Mundo de IRONMAN.

blummenfelt tokio 2020
Foto: World Triathlon

A su edad Alistair Brownlee tenía dos Campeonatos del Mundo y un oro olímpico, y no se había enfrentado a la media distancia. Javier Gómez Noya, dos títulos de Campeón del Mundo. Mario Mola, también dos.

No hay, en las dos últimas décadas, nadie que equipare un palmarés de este calibre en un abanico tan amplio de distancias.

Sin ir más lejos: entre el oro olímpico de Jan Frodeno y su primera victoria en IRONMAN, pasaron siete años. En el caso de Blummenfelt, se ha dado en la misma temporada.

kristian blummenfelt ciclismo
Foto: Red Bull

Los sub8 han muerto: viva el sub7:30

La natación de IRONMAN Cozumel, 39'01" con corrientes a favor, ha hecho tambalearse los cimientos de lo que entendíamos por "ir rápido en larga distancia".

Hasta hace apenas diez años, bajar de ocho horas en un larga distancia era todo un hito, algo al alcance de muy pocos. Hoy, sin embargo, es un tiempo que parece hasta accesible.

Ayer, en IRONMAN Cozumel, diez personas lograron bajar de ocho horas, Víctor Arroyo incluido.

Y esto ocurre prácticamente todos los fines de semana en todas las pruebas del calendario.

En este contexto, hay que preguntarse si la referencia mediática ha de pasar a ser las siete horas y cuarenta minutos (algo que solo seis personas han logrado por el momento), o incluso las siete horas y media, que solo cuentan con Jan Frodeno y Kristian Blummenfelt.

sanders frodeno tribattle meta
Foto: TriBattle

IRONMAN Cozumel VS TriBattle

La Tribattle fue todo un espectáculo, sí, a la altura del INEOS 1:59 de Eliud Kipchoge, bonito y apasionante, pero sin dejar de ser un efímero despliegue de fuegos artificiales prestos a captar la atención de los aficionados durante algo más de siete horas.

Avituallamientos en marcha, rampas para acelerar los giros, transiciones minimalistas sin apenas pérdida de tiempo o la falta de contendientes no desvirtúan el tiempo marcado hace unos meses por Frodeno, pero sí hacen que calase entre los aficionados la idea de que "en competición eso no hubiera sido así".

Igual que al hombre le queda mucho tiempo para bajar de dos horas en maratón, el tiempo de la TriBattle parecía inaccesible por el momento.

Hasta ayer.

IRONMAN Cozumel fue una carrera con todas las de la ley, con sus 3.800 metros de natación, sus 180 kilómetros en bici y sus 42 kilómetros finales, con sus jueces y su reglamento acorde al reglamento de la World Triathlon.

Nada se puede achacar al tiempo de Blummenfelt - ni siquiera la natación a favor-, lo que nos hace preguntarnos cuál es la siguiente barrera a superar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS