Foto: Cyclingtips
Actualidad / Ciclismo / ¿Qué es la deshidratación óptima según el médico de Froome?

¿Qué es la deshidratación óptima según el médico de Froome?

Ya tenemos la polémica del día, y viene de la mano de Roger Palfreeman, médico del Sky en 2016, y de una conferencia que dio la semana pasada en Doha (Qatar) sobre el calor y el ciclismo, según un artículo que publica hoy El País. Ya tiene narices la cosa que aproveche un sitio con clima desértico donde la temperatura en verano no baja de los 37 grados, para hablar de la deshidratación funcional.

Durante su presentación, Palfreeman explicó cómo los deportistas pueden aprender a tolerar las sensaciones de beber menos de lo que les pide el cuerpo  para que no afecte a su rendimiento. Para el médico del Sky, “la hidratación óptima no es la hidratación equilibrada”.

Palfreeman, médico también del BMC y de la Federación Británica de Ciclismo, es de la teoría de que a los corredores hay que tenerlos desinformados de su estado de hidratación para eliminar posibles pensamientos negativos. Eso sí, les recomendaba enjuagues bucales con mentol para engañar la sed y generar así una falsa sensación de frío. Esto es lo que él llama “entrenamiento de la percepción térmica”, e incluye también medicación con paracetamol, que ayuda a alterar la percepción térmica y tiene efectos analgésicos, y de un antidepresivo que mejora el rendimiento a 30 grados. La Agencia Mundial Antidopaje está con la mosca detrás de la oreja con este antidepresivo, que ha incluido en la lista de sustancias de uso controlado.

froome2

Siguiendo con la teoría prusiana de Palfreeman, antes del comienzo del Tour recomienda entrenamientos de adaptación al calor para estar preparados para competir a 40 grados, mediante deshidratación y baños de 40 minutos en agua a 40 grados. Con ellos se consigue un aumento de peso porque aumenta el volumen de plasma, justamente el líquido que más se pierde con el sudor del esfuerzo, y también un aumento de consumo de oxígeno, porque se aumentan los capilares para llevar sangre cargada de oxígeno a todos los músculos y aumenta la potencia de bombeo del corazón.

Lo que está claro es que esta más que polémica afirmación por parte del médico del equipo de ciclismo profesional con mayor presupuesto (35 millones de euros, según L’Equipe) no está basado en ningún estudio científico riguroso. Además, resulta extraño que alguien desvele alegremente los secretos mejor guardados de un equipo.

Como conclusión de la teoría expuesta por Palfreeman habría que decir que esta técnica solo sería válida si la ganancia que obtenemos por subir con menos peso es superior a la pérdida de rendimiento  producido por la deshidratación.

A ver qué opinan nuestro amigos ciclistas del sur de España sobre la nueva teoría de la deshidratación en verano…

Fuente: El País

ARTÍCULOS RELACIONADOS