Foto: triatlon 3xvlc
Actualidad / La miopía institucional deja a Elche sin triatlón

La miopía institucional deja a Elche sin triatlón

Ya os habréis enterado: no habrá Triatlón de Elche en 2017. Según el Ayuntamiento, no es una prueba que promueva el deporte base. ¿Que el triatlón no promueve el deporte base? ¿En serio? ¿No serán otros los motivos que se esconden detrás de cancelaciones de este tipo? Eso nos hace reflexionar sobre la profunda miopía institucional que sufrimos en este país con todo lo que es organización de eventos deportivos.

Miopia institucional por que, en primer lugar, enfocan una prueba como un problema para la ciudad. Durante seis horas de un domingo de abril, cerrar varias calles de la ciudad es un problema. Se podrían organizar actividades alternativas, involucrar a los mayores y a los niños con el deporte. Quita, quita, no me compliques la vida es el mantra que repiten hasta la saciedad.

Miopía por no innovar en la proyección internacional de la ciudad, de la comarca,de la provincia o de la isla. Miopía por pensar que el turismo va a seguir viniendo por las playas, el sol, las copas y los carnavales. El futuro está en hacer cosas distintas, en innovar, en sorprender. Si seguimos haciendo lo mismo, seguiremos teniendo los mismos resultados.

Miopía por no tener visión en el largo plazo. En otras ciudades/islas/provincias, con todas las administraciones implicadas, las pruebas se han consolidado internacionalmente. Ahí tenemos el Ironman de Lanzarote. En su primera edición participaren en torno a 250 triatletas. En su última edición lo hicieron unos dos mil. El impacto económico de esta prueba está cifrado aproximadamente en unos dos millones y medio de euros. Otro ejemplo muy significativo es el Triatlon Vitoria-Gasteiz. En el dossier de prensa de la prueba, para 2016 han valorado el impacto en la ciudad en unos dos millones de euros. Estiman que cada euro invertido por la Diputación Foral de Alava se multiplica por 26.

¿Han valorado esto en Elche? Rotundamente no. Ni la ciudad, ni sus ciudadanos, ni la federación, ni los triatletas nos podemos permitir el lujo de perder una prueba que, bien organizada y con visión de futuro, puede dejar en la ciudad una importante cifra económica.

Ya no tendrán triatlón en Elche. Ya no molestaremos a los que pasean por el paseo marítimo, ni a los conductores, ni a la Policia Local, ni a los contadores de votos. Al menos a corto plazo, ya tienen un problema menos.

Miopía institucional, decía, miopia que pagamos y pagaremos todos.
Y lo peor de todo es que puede pasar en cualquier ciudad...

PD: El organizador es una institución privada y contaba con varios patrocinadores privados, incluso un patrocinador principal (sponsor title) que daba nombre a la prueba. ¿Que pensarán estos patrocinadores acerca de la credibilidad de nuestras instituciones? 

ARTÍCULOS RELACIONADOS