Actualidad / Ciclismo / Las luces de la DGT y la seguridad de los ciclistas

Las luces de la DGT y la seguridad de los ciclistas

El domingo pasado se lió parda en todas las redes sociales con una multa que la Guardia Civil ponía a un ciclista por llevar una luz trasera parpadeante. Sencillamente, alucinante. Si ya salir en bici en este país es un deporte de alto riesgo, imaginaos lo que es sin tener suficiente visibilidad. La normativa indica que la luz delantera de la bici tiene que ser blanca y la luz trasera, roja y estar fija. Sin embargo, muchos ciclistas, por no decir la mayoría, utilizamos luces rojas intermitentes traseras para permitir una mayor visibilidad ante los vehículos en la carretera. Y bien que se nos ve con ellas desde bastante distancia.

luz-trasera-bontrager-flare

La multa

Ésta es la multa que originó el conflicto. ¿Dónde? En Orense, ¿Cómo se llama? 200 euros.

 

Aplicando estrictamente la norma, la multa estaría justificada cumpliendo el reglamento de vehículos, ya que queda claro el uso de luces fijas y prohíbe las intermitentes. Ahora bien, hay normas y normas. Hay normas de sentido común, y ésta es una de ellas.

Menos mal que gente sensata y con un cierto peso en esto del ciclismo han insistido en la necesidad de no castigar medidas pensadas exclusivamente para proteger la seguridad del ciclista. “Se ha logrado inculcar la necesidad de hacerse más visibles y de llevar luces que protegen más, así que no se debería multar, aunque se entre en contradicción con las normas vigentes”. Javier Villalba, jefe de la Unidad de Ordenación Normativa de la DGT, admitió que se trata de una regla obsoleta, pero también advirtió de que su modificación podría prologarse durante meses: “Por tanto, intentaremos llevar cabo una interpretación positiva dada esa buena predisposición”.

La DGT responde, pero sin plazos

Ante tal cúmulo de protestas e indignación de todo el colectivo ciclista que solo pide no ser multado por usar un dispositivo que solo aporta seguridad extra sobre las dos ruedas, la DGT no ha tardado en responder. Lo ha hecho a través de Twitter, asegurando que "es consciente de la necesidad de información en relación con las luces parpadeantes en las bicicletas". En este sentido, se compromete a dar una "respuesta adecuada, favoreciendo la seguridad de los ciclistas".

¿Más pájaros y flores?

Que haya gente en este país que ha dedicado los últimos años de su vida a luchar por #unaleyjusta como Anna González y que todo quede siempre en buenas palabras y propósitos de mejora a largo plazo, es algo que clama el cielo ya en cuanto al ciclismo se refiere. Tras recoger más de 200.000 firmas en marzo  de 2017 para pedir a los partidos una reforma urgente del Código Penal, todos los grupos del Congreso mostraron su respaldo a su iniciativa #Porunaleyjusta. ¿Y bien...? ¿Cuándo vamos a tener la reforma? Silencio...

Pues ahora nos toca una causa menor en comparación con todo lo que ha conseguido Anna González. Ahora simplemente estamos pidiendo que nos dejen usar una luz trasera intermitente para que se nos vea mejor. Menos mal que la DGT se ha comprometido a dar una "respuesta adecuada, favoreciendo la seguridad de los ciclistas". Mientras tanto... ¿qué? ¿Salimos mañana con luz intermitente o nos van a poner más multas?

ARTÍCULOS RELACIONADOS