Salud y Nutrición / Cómo leer las etiquetas de productos de nutrición

Cómo leer las etiquetas de productos de nutrición

Los triatletas, y por extensión aquellos que practican alguna de sus tres disciplinas de manera individual, somos grandes consumidores de complementos nutricionales, desde bebidas isotónicas a geles y barritas energéticas, pasando por las BCAAs, la proteína de suero y los recuperadores. Consumimos muchísimas calorías y perdemos minerales por el camino, y en ocasiones con nuestra dieta no es suficiente.

Cuando consumimos verduras, o carnes o legumbres, sabemos qué consumimos, pero con los complementos... Tenemos las etiquetas. Y aunque de primeras os asuste, conviene dedicarle cinco minutos cuando estamos delante del lineal en el supermercado. Descubre de la mano de GoldNutrition cómo leer las etiquetas de los productos nutricionales:

Empieza por los ingredientes

En la mayoría de los casos, exceptuando los geles, estarán en la parte de abajo. La lista de ingredientes puede darte mucha más información que el resto de la etiqueta. La clave está en saber cuáles son los ingredientes con más porcentaje dentro del producto.

¿Y qué han de contener las barritas, por ejemplo? Pues principalmente hidratos de carbono, pero también proteínas y vitaminas (en menor proporción). La procedencia de los hidratos también es importante: si estás consumiendo comida procesada, lo suyo es que contenga frutas o frutos secos en un alto porcentaje.

Continúa con el número de tomas y su tamaño

Una vez que los ingredientes cuentan con tu aprovación, tienes que continuar con los datos de la toma:

Tamaño de la toma: está puesta en medidas estandarizadas, como pueden ser tazas, cucharadas o gramos.

Número de tomas: También es importante saber qué numero de tomas viene en el producto. Mayormente por poder comparar económicamente con otros que haya en el lineal.

Calorías: Tema muy importante, dado que si es un producto que necesitas llevar contigo, como por ejemplo unos geles, has de saber si cada unidad va a ser suficiente para prestar el servicio.

Comprueba los macronutrientes

Aquí depende de cuál vaya a ser el uso del producto que estás comprando. Quizás necesites carbohidratos de absorción rápida cuando estés en competición, quizás necesites proteína para una mejor recuperación. Tendrás que chequear:

Grasa total: su dato se puede encontrar junto a las calorías totales, posiblemente porque durante mucho tiempo ha sido un dato demonizado. Ahora, que la conocemos un poco mejor, sabemos que todos necesitamos una pequeña cantidad de grasa para tener un metabolismo sano, sobre todo cuando estas activo. De hecho, los triatletas consumimos entre el 20 y el 35 por ciento de nuestras calorías de la grasa.

Grasa saturada: Está justo debajo. Hay que tomarla con precaución: la poli y monosaturada tiene su pasa, pero de la trans, huye como del demonio.

Sodio: A medida que entrenamos, perdemos sodio a través del sudor, así que hay que recuperarlo.

Carbohidratos totales: Es un dato fundamental para cualquier triatleta. Si estás buscando productos a utilizar durante tus entrenamientos y competiciones, tendrás que prestar especial atención.

Proteínas: Necesarias para la recuperación.

Revisa las vitaminas, los minerales y los valores diarios a consumir

Revisa cuáles son las vitaminas y los minerales que han sido añadidos, así como qué porcentaje de la cantidad necesaria por día conlleva el consumo. Dado que somos deportistas de resistencia, posiblemente nuestras necesidades diarias sean mayores a las que indica la etiqueta. Estos datos están basados en necesidades calóricas cercanas a las 2.000. Si por tu volumen de entrenamiento estás consumiendo más, tenlo en cuenta a la hora de calcular cuál es tu necesidad vitamínica diaria.

ARTÍCULOS RELACIONADOS