5 consejos para prevenir las lesiones deportivas más comunes

5 consejos para prevenir las lesiones deportivas más comunes

Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos tanto los triatletas como el resto de deportistas de resistencia son las lesiones deportivas. Hoy queremos hablar tanto de Bonflex® como de otras opciones que hay para reducir el riesgo de sufrirlas.

Lesiones deportivas por no conocer nuestros ritmos

El primer de los consejos que podemos dar a la hora de practicar deporte es actuar con lógica. Quizás parece algo obvio, pero no tanto si nos paramos a pensar en cómo comenzamos nuestros entrenamientos y nuestras competiciones.

Para evitar las lesiones deportivas es clave permitir que nuestro cuerpo vaya entrando en temperatura de manera progresiva.

Si tienes una carrera a la vista, dedica al menos veinte minutos antes a calentar. Estos ejercicios de estiramiento y de activar el cuerpo ayudan de tal manera que permiten que tu musculatura se adecúe al esfuerzo al que le vas a exponer.

Recuerda que, además de dedicar tiempo a calentar, hemos de dedicar también una parte de nuestra sesión a volver a la calma, lo que conocemos como enfriamiento, y después estirar de manera correcta y adecuada.

Llega con tiempo suficiente tanto para entrenar como para competir

En la línea del anterior consejo, ten en cuenta una cosa: si has quedado con compañeros para entrenar y llegas a la hora en punto en que se va a salir a correr, o con la bici, no vas a tener tiempo suficiente para hacer los estiramientos y calentamiento pertinentes.

En una competición igual: si tienes una carrera de, por ejemplo, 10K y es a las diez de la mañana, es necesario que llegues con margen de maniobra para recoger el dorsal, dejar la mochila en el guardarropía y aún con ello tener tiempo para, como decíamos, calentar al menos veinte minutos.

Si llegas con prisas, además de la tensión derivada de la falta de tiempo, te arriesgas a sufrir algún una de las varias lesiones musculares a las que se enfrenta un deportista.

Haz ejercicios de fuerza

El tren inferior y el core son las dos partes de nuestro cuerpo que más necesitamos mantener en forma de cara a rendir en deportes de resistencia. Contar con un buen core es garantía de no sufrir lesiones deportivas.

En este sentido, trabaja al menos dos sesiones de fuerza a la semana, y si puedes, añade tanto ejercicios de propiocepción como multisaltos para mantener unos tobillos flexibles y fuertes.

En pruebas de montaña, como raids o ultratrails, es básico tener una buena flexibilidad de cara a evitar esguinces y torceduras.

Prueba, si quieres, también a consumir colágeno que te ayude a mantener las articulaciones más protegidas.

lesiones deportivas
Foto: Envato Elements

Lesiones deportivas derivadas de los ejercicios de fuerza

Antes de pasar a los últimos puntos, queremos centrarnos en lo importante que es la técnica a la hora de hacer los ejercicios de fuerza. Si no estás habituado a trabajar con pesas, cargas externas o aparatos del gimnasio, es básico que pidas ayuda antes de forzar.

Es triste, pero muchas lesiones deportivas se han dado por llevar a cabo ejercicios de fuerza sin tener la técnica suficiente, cargando músculos o articulaciones en demasía.

Tanto en Planeta Triatlón como en la red hay explicaciones muy detalladas de cómo llevar a cabo los gestos y movimientos, pero te recomendamos encarecidamente que revises con un especialista o un entrenador personal cuáles vas a llevar a cabo. Nadie como ellos para corregirte cualquier defecto postural.

Come sano e hidrátate

Está demostrado que una alimentación sana reduce el riesgo de lesiones. De igual manera, mantén el cuerpo hidratado en todo momento.

A medida que competimos vamos perdiendo el equilibro tanto de sales como de hidratación, y corremos más riesgo de que nuestros músculos y articulaciones fallen, y el siguiente paso son las lesiones deportivas. Así que prevén e hidrátate antes, durante y después.

Visita a tu fisioterapeuta de manera habitual

Invertir en un buen fisioterapeuta que nos revise de manera periódica, así como que nos de masajes de descarga, es reducir prácticamente al mínimo el riesgo de sufrir lesiones deportivas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS