Actualidad / Triatlón / Lionel Sanders: abandonar no es una opción

Lionel Sanders: abandonar no es una opción

La temporada 2021 de triatlón aparecerá, sin duda alguna, en los destacados de la historia de nuestro deporte.

Y es que motivos no le faltan: los logros de Flora Duffy, la consolidación definitiva y el replanteamiento de Lucy Charles, el TriBattle, las gestas de Gustav Iden y Kristian Blummefelt o el salto mediático del triatlón son sólo algunas de las cosas por las que 2021 ha dejado huella en nosotros.

Todos estas cosas tiene algo en común: nunca antes habían sucedido. Nunca antes una triatleta había ganado oro olímpico, mundial ITU y XTERRA en un mismo año; nunca antes ningún triatleta de larga había decidido saltar a la corta o nunca antes un debutante IRONMAN había establecido la mejor marca de la historia.

Pero hay otra historia en este 2021 sin precedentes: la de Lionel Sanders. La temporada que se ha marcado el canadiense, uno de los hombres que más ha dado que hablar este año, no conoce rival alguno (al menos no con la historia reciente de nuestro deporte y los datos que tenemos).

Diez pruebas, un 80% de ellas en el podio y ningún abandono

El de Canyon se ha enfrentado en este 2021 a un total de diez pruebas de media y larga distancia, cinco de ellas distancia IRONMAN, y ha subido al podio en ocho ocasiones. Un dato que, por sí solo, ya asusta, pero que todavía puede poner más aún el valor de Lionel Sanders como triatleta.

No hemos sido capaces de encontrar nada parecido a lo que Lionel Sanders ha hecho esta temporada. Ningún otro triatleta ha competido en un mismo años tanto (en media y larga) como él, con un porcentaje similar de podios y ¡sin ningún abandono!

Sólo Javier Gómez Noya puede presumir de algo parecido

Entre los grandes nombres de los últimos años, sólo la temporada 2019 de Javier Gómez Noya puede tratar de compararse con la de Sanders: en aquella ocasión el gallego se enfrentó a trece pruebas oficiales de Series Mundiales, IRONMAN 70.3 (incluido el mundial) y larga distancia (fue campeón del mundo ITU de la modalidad y debutó en IRONMAN).

gomez noya ironman cairns
Foto: Korupt Vision

Sin embargo, siete de las trece pruebas en las que Javi tomó la salida fueron de corta distancia y en una de ellas, Edmonton, no pudo cruzar la línea de meta. Tampoco tienen nada que ver el abono al podio: un 54% para el de Specialized que se queda muy lejos del 80% de Sanders.

Pablo Dapena también estuvo cerca en un par de ocasiones. El del BMC tomó la salida en doce pruebas en 2019 y subió al podio en ocho de ellas. Sin embargo, sólo dos de ellas fueron de larga distancia y en una de estas, Challenge Madrid, no llegó a cruzar la línea de meta.

En 2018 casi lo borda: nueve carreras, nueve podios y cuatro victorias. Pero sólo una prueba de larga distancia. Eso sí, saldada con el título de campeón del mundo. Probablemente, otra de las temporadas más regulares de la historia del triatlón.

Lionel Sanders, el único que no conoce el DNF

La figura de Sanders se hace aún más grande cuando nos damos cuenta de que el canadiense es el único gran triatleta de media y larga distancia de los últimos tiempos que nunca ha abandonado en una competición.

Ni siquiera en la temporada más exigente que hemos visto en muchos años, la suya en este 2021.

Si repasamos la historia reciente podemos encontrar temporadas con 8, 9 o incluso 10 competiciones de media y larga en hombres importantes como: Bart Aernouts, Andrew Starykowicz, Timothy O'Donnell o Sebastian Kienle.

Pero, o bien la distancia IRONMAN no ha tenido un peso tan grande (sólo dos o tres pruebas contra las cinco de Lionel), ó bien ha habido al menos un abandono.

Nadie hasta el momento que no sea Lionel Sanders ha completado 10 pruebas con cinco IRONMANS en una misma temporada. Y menos con un 80% de podios y un 30% de victorias.

Y, por si fuera poco: Jan Frodeno, Sebastian Kienle, Timothy O'Donnell, Bart Aernouts, Javier Gómez Noya, Alistair Brownlee, Patrick Lange...ninguno de estos hombres puede presumir de no haber sumado nunca un DNF en su carrera deportiva en la media o larga distancia.

jan frodeno como afecta un ironman
Foto: Getty Images for IRONMAN

Acabar, aunque sea andando

Tras su paso por IRONMAN Coeur d'Alene, Lionel Sanders reconoció haberse sentido "miserable por andar con el dorsal número 1", pero el que fuera subcampeón del mundo en Kona, llegó hasta la línea de meta una vez más.

Y todo ello para acabar con una maratón de casi cuatro horas y un crono final de 9:11:10 que aquel día no le sirvieron de mucho, pero que ahora ayudan a hacer su figura deportiva aún más grande.

En Kona 2017, cuando quedó segundo y Frodeno caminó para llegar hasta la meta, ya dejó claro lo que pensaba sobre los abandonos. "En Kona es una falta de respeto abandonar: aquí se acaba, aunque sea de noche, por respeto a los rivales y por quien viene a animar".

Así lo ha hecho él siempre en todas y cada uno de sus carreras, por muy cuesta arriba que se le hayan puesto. Un par de meses después, durante The Collins Cup, Sanders reconoció a Planeta Triatlón que había caminado "literalmente en cincos IRONMANS seguidos" y que incluso había pensado en "dejar la larga distancia".

Sin embargo, el canadiense tenía un plan: "Siento que es un problema que se puede resolver, siento que he demostrado en las últimas 2 carreras que estoy en el camino para resolver el rompecabezas del IRONMAN y tengo la intención de convertirme en un IRONMAN consistente", explicaba.

Un plan que acabó llevando a cabo. O al menos eso parece viendo sus últimas cuatro actuaciones en la distancia: todas las ha saldado con un segundo puesto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS