Foto: Youtube // Zwift
Actualidad / Triatlón / Lionel Sanders: "No me ganaría la vida en un sprint"

Lionel Sanders: "No me ganaría la vida en un sprint"

Lionel Sanders se desplazó hace unos días a Tucson, Arizona, donde espera pasar una temporada de entrenamientos en un clima favorable. Sin embargo, la ciudad del sur de los Estados Unidos le ha recibido con nieve y apenas cuatro grados centígrados.

El canadiense, que de cara a este 2019 ha decidido abandonar sus particulares hábitos de interior y tener una preparación similar a la de cualquier otro triatleta profesional, se ha visto obligado por las circunstancias a volver a lo que le ha hecho famoso estos últimos años: el rodillo y la cinta de correr.

Ayer se celebraba en Zwift, el simulador que habitualmente utiliza cuando se sube a la bicicleta, una nueva edición de los Campeonatos Nacionales de Canadá, en los que los mejores expertos sobre el rodillo midieron sus fuerzas en una prueba de 29'3 kilómetros de distancia. Sanders finalizó vigésimo, a apenas dos segundos del ganador, Warren Muir. "Terminamos treinta juntos esprintando. Se puede decir que no me ganaría la vida en un sprint", escribía el de Skechers en su cuenta de Instagram, junto a un vídeo de lo que se suponen los metros finales, en los que se puede ver el nivel de exigencia de pruebas de este calibre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Did the @gozwift Canadian National Championship today. Ended up with a 30+ man pack into a sprint finish. Safe to say I don’t have a career in sprinting. #nolimits

Una publicación compartida de Lionel Sanders (@lsanderstri) el

Como muestra un botón: en el dato de 15 segundos de potencia, que sirve para mirar la potencia anaeróbica, Sanders fue capaz de mover 9,8 watios por kilo. Teniendo en cuenta que ahora mismo pesa 73,9 kilos, estamos hablando de 724 watios. Si comparamos con algunos ciclistas profesionales, Michael Woods alcanzó los 1.002 vatios en el Campeonato del Mundo de ciclismo en ruta de Innsbruck ganado por Alejandro Valverde. O sin ir más lejos: Warren Muir, el vencedor ayer en Zwift, alcanzó los 1.120.

A lo largo de todo el entrenamiento, que en su caso fueron 1:14:33, la potencia normalizada de Sanders alcanzó los 361 watios. Su media de pulsaciones a lo largo de toda la prueba fue de 133, con un pico, durante el sprint final, de 158.

Esta ha sido una de las últimas ocasiones -previsiblemente- en la que le veamos sobre el rodillo. En cuanto llegue el buen tiempo -que se espera para mediados de semana- su idea es salir a entrenar con la Canyon Speedmax a exterior.

ARTÍCULOS RELACIONADOS