Foto: Mundo Mammoth
/ Ciclismo / ¿Por qué los ciclistas circulamos en paralelo?

¿Por qué los ciclistas circulamos en paralelo?

Si hay algo que a los conductores y motoristas les da por saco de los ciclistas es que circulemos en paralelo por la carretera, invadiendo la carretera y no ciñéndonos al arcén. Hoy le hemos preguntado a Google por qué los ciclistas tenemos esa maldita manía para muchos conductores y ya tenemos la respuesta.

Para cualquier conductor que no tenga experiencia en cómo se debe montar en bici en grupo o no sepa qué dice el Reglamento General de Circulación al respecto, es muy fácil hablar mal sobre nosotros. Nos ven como un verdadero peligro, como si nos saltarámos todas las normas y fuésemos unos groseros y egoístas que nos aprovechamos de nuestra condición de parte débil frente a los coches.

Pero a poco que hayas andado en bicicleta, sabrás que tenemos motivos más que suficientes para ir en paralelo, y de hecho yo creo que es mejor para cualquier conductor.

Qué dice la ley

Lo primero que hay que dejar bien claro es que circular en paralelo es completamente legal. Los ciclistas pueden circular en paralelo, en columna de a dos, siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de uno en uno en tramos sin visibilidad (Art 36.2 RGC). Asimismo, están obligados a utilizar el arcén, en el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada. Si el arcén no fuera transitable, podrán utilizar la parte imprescindible de la calzada.

A ver, el hecho de que legalmente sea posible, no es en sí una razón para hacerlo. Ni mucho menos. Simplemente es una elección que puede hacer el ciclista cuando considera que es mejor tanto para él como para el resto de conductores.

¿Por qué circulamos en paralelo?

La razón principal de circular en paralelo es por seguridad.

Un grupo de ciclistas que vaya circulando en filas de a dos siempre será más fácil de ver para cualquier conductor. El hecho de aumentar nuestra visibilidad en la carretera, reduce la probabilidad de ser embestidos desde atrás. Pero la principal razón de circular en paralelo es intentar que los conductores nos den suficiente espacio para adelantar, ese metro y medio que llevamos pidiendo años y que para nosotros supone la vida.

Aunque el Reglamento General de Circulación dice que los conductores deben dar a los ciclistas el suficiente espacio para adelantar con seguridad (nuestra petición del 1,5 m.), no todos los conductores lo entienden ni lo respetan.

Si un grupo de ciclistas circula por una carretera con tráfico en fila de a uno, siempre estará el típico conductor tentado de adelantar demasiado pegado al ciclista, con el riesgo de accidente que supone para el que va encima de la bici. Cualquier imprevisto que tenga que hacer el ciclista por bache u obstáculo en la carretera, ¿qué pasaría?

Imagen: actualidadmotor
Imagen: actualidadmotor

Ahora imaginemos que los ciclistas van montando en paralelo. La cosa cambia. Los vehículos tendrán que esperar a que no venga ningún otro coche en sentido contrario para adelantar, lo que quiere decir que habrá suficiente espacio para que el adelantamiento se produzca con total seguridad.

Si un grupo de ciclistas viajaba por una carretera con tráfico en una sola fila, los conductores podrían verse tentados a acercarse demasiado a los ciclistas, lo que podría causar un accidente si los ciclistas tienen que salir a la carretera para evitar un bache obstáculo.

Ya sé que esto puede sonar raro para cualquier conductor que no sea ciclista, pero una de las principales razones para que los ciclistas circulemos en paralelo es que es mucho mejor para los coches.

Por ejemplo, si sales con tu grupeta de 10 amigos a dar pedales en fila de a uno, aunque cada uno vaya completamente a rueda del de delante, no ocuparéis menos de 20 metros de longitud en la carretera. Sin embargo, si vas agrupado en dos columnas, la longitud se reduce a 10 metros, lo que quiere decir que los coches que vayan detrás necesitarán menos tiempo para adelantar.

Y otra de las razones por las que a los ciclistas nos gusta salir agrupados de dos en dos es que te permite hablar con tus compañeros de entrenamiento, que no todo es ir a cuchillo por la carretera haciendo relevos.

¿A que cuesta hablar en el coche con alguien que tienes en el asiento de atrás con las ventanillas abiertas? Pues ahora imagina lo que le cuesta a un ciclista cruzar un par de palabras con sus compañeros de fatigas cuando van en fila de a uno, y encima, con muchas veces con las pulsaciones disparadas.

No parece que sea muy divertido estar horas en un coche sin poder mediar palabra con tus acompañantes, ¿a que no? Pues a los ciclistas nos pasa lo mismo, que eso de pasarte 4 horas pedaleando un domingo por la mañana sin saber nada del resto no parece muy normal.

Imagen: actualidadmotor
Imagen: actualidadmotor

Los conductores desde el punto de vista de un ciclista

Por todo lo que hemos argumentado, es muy importante que a los ciclistas se les considere igual que a cualquier otro usuario de la carretera. Cuando hay un coche detrás de un grupo en fila de a uno es complicado adelantar. Pero yendo en paralelo, los ciclistas que están situados a cola de pelotón pueden dar la típica voz al resto de “coooocheeeeee”. Eso alerta al resto de la grupeta, que rápidamente se pondrán en fila de a uno en cuanto vean que se dan las condiciones adecuadas para que el coche adelante. Esto es lo normal que solemos hacer todos cuando salimos en bici, ¿o no sueles avisar a los coches cuando hay visibilidad suficiente para que puedan adelantar?

Para terminar, solo recordar que la inmensa mayoría de ciclistas somos también conductores, y entendemos lo pesado que es a veces que te toque un pelotón delante al que no puedes adelantar. Pero solo hay que tener paciencia.

Fuente: cyclingweekly.co.uk

ARTÍCULOS RELACIONADOS