Foto: Flickr // Tots som sport
Trucos y curiosidades / Los cinco personajes más desagradables que te puedes encontrar en un triatlón

Los cinco personajes más desagradables que te puedes encontrar en un triatlón

Pocos os habréis quedado asombrados al ver a Peter Sagan esquivar una anciana en la etapa de hace unos días. Y digo esto porque a las competiciones que vamos, pasan demasiadas pocas cosas para todo lo que debería suceder por la negligencia de algunos.

Estamos a las puertas del los circuitos de triatlón y ello significa carreras a tropel. Carreras a veces más propias de Fast and Furious.

Los de los móviles

Línea de salida, instantes antes del pistoletazo y en el cajón, casi todos sincronizando pulsómetros, relojes y móviles. Es lo propio. Lo que no es tan propio es lo que está haciendo el corredor de delante. Sí, ese al que le está reflejando el sol en el móvil y angustiado ha perdido la app que tenía preparada. Como ha desaparecido, busca sombra para verlo. Eso significa que la marabunta va a pasar por encima, y se va a liar parda.

Y si no, que le pregunten a Marta Esteban Poveda que sintió al verse casi arrollada con Paula Berodia a su lado.

Los últimos estertores

Has entrado en carrera, llevas tu ritmo a rajatabla, tienes en mente todo el recorrido, es tu carrera, lo ves, lo sientes. Hasta que se te pone al lado el que respira como un caballo y entonces te entra una agonía tal que aumentas tu ritmo para dejar atrás esos sonidos guturales de ultratumba suplicando que no escupa y te deje pegado al asfalto.

Ironman Barcelona ciclismo
Foto: Twitter

El parlanchín

Has salido bien de tu cajón y sigues el globo de tu liebre. Lo único que debes hacer es disfrutar y no perderlo de vista. Pues va a ser que no. En algún momento de la carrera y justo será cuando estés centrado en tu respiración y no subir de pulsaciones. En ese momento se te pondrán al lado al menos dos corredores que comentarán todo el recorrido, los ritmos que hay que hacer por km y su comparativa de tiempos con otras ediciones anteriores.

El espartano

Somos responsables y precisamente elegimos carreras  homologadas para fardar de tiempos oficiales. Pero esos somos nosotros.  No tardará en aparecer el espartano que se ha equivocado de competición y debería estar en Trail Running. Ahí está el hombre muy puesto en saltar bordillos, bancos, acortar entre coches aparcados, vallas y todo lo que se le ponga a tiro.  Lo llevas a tu lado y como se tropiece,  sabes que posiblemente mañana pidas baja en el curro.

Los ni-nis

Ni corren ni dejan correr. Protestan porque el trazado pasa al lado de su casa o de su trabajo y no pueden llegar. Son esos que llevan su perro suelto y al que le ha gustado el color de tus zapas o le llevan atado con correas de 20m invisibles y que te comerás con todas las de la ley.Son esos ancianos que no se han enterado que por la calzada que están cruzando viene de frente una manada de frikis del deporte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS