Foto: Maxim Pirard
Actualidad / Ciclismo / Maxim Pirard, 1.000 kms en bici en 34h para homenajear al Tour de Flandes

Maxim Pirard, 1.000 kms en bici en 34h para homenajear al Tour de Flandes

Este pasado fin de semana tenía que haberse celebrado una nueva edición del Tour de Flandes, uno de los cinco monumentos ciclistas junto a la Milán - San Remo, la París - Roubaix, la Lieja - Bastón - Lieja y el Giro de Lombardia.

Sin embargo, la pandemia del COVID-19 ha anulado la celebración de cualquier prueba. Tanto en ciclismo como en triatlón el calendario está parado hasta por lo menos el 30 de junio, y gran parte de los deportistas han pasado a competir en pruebas online.

De hecho este domingo se llegaron a celebrar hasta tres de relevancia: en Zwift Lionel Sanders se imponía a Matthieu Van der Poel por las calles de Richmond, Greg Van Avermaet ganaba el Tour de Flandes virtual organizado por BKool y finalmente Patrick Lange ganaba la primera prueba del circuito IRONMAN VR.

Maxim Pirard, 34 horas sobre la bicicleta

Sin embargo, mientras todo ésto ocurría en el mundo virtual, Maxim Pirard recorría prácticamente toda la frontera belga sobre su bicicleta.

El belga, Campeón del Mundo de Gran Fondo, completó un recorrido de 1.001 kilómetros por la zona norte del país como homenaje al Tour de Flandes. La hazaña le llevó 34h11', con apenas once horas de descanso y una velocidad media de 29 kms/h.

Foto: Strava

Maxim Pirard acumuló hasta 1.001 km en una salida alrededor del norte de Bélgica, que le llevó 34 horas y 31 minutos. A lo largo de todo el recorrido sólo descansó durante 11 horas y alcanzó una velocidad media de 29 km/h.

Como dato, consumió nada más y nada menos que 16.000 calorías.

"Durante invierno le había dado vueltas, pero no sabía cuándo podría hacerlo", ha reconocido el joven de 23 años, que en 2018 formó parte de la plantilla de Bahrein-Merida. "Ahora que estamos fuera de calendario quería rendir homenaje al Tour de Flandes y no había mejor momento que este fin de semana pasado".

Ninguna ilegalidad

Mientras en España está completamente prohibido salir a entrenar, en Bélgica aún es posible. "No crucé ninguna frontera", reconoce, aunque en varios momentos estuvo a pocos metros de pasar a Francia, "y apenas pedalee acompañado".

"Sabía en qué me estaba metiendo, no era mi primera vez".

ARTÍCULOS RELACIONADOS