Foto: Mike Lewis/Ola Vista Photography
Actualidad / Natación / Michael Phelps llegó a pensar en el suicidio tras su segunda detención por conducir borracho

Michael Phelps llegó a pensar en el suicidio tras su segunda detención por conducir borracho

El norteamericano Michael Phelps, el deportista con más medallas olímpicas de la historia, reconoció este pasado viernes que tras su segunda detención por conducir bajo los efectos del alcohol, en 2014, llegó a plantearse el suicidio. "No quería estar vivo", dijo el ex nadador a USA Today. "No quería ver a nadie más y no quería ver amanecer otro día".

Phelps fue detenido en septiembre de 2014 en su Baltimore natal después de conducir más de sesenta kilómetros rebasando el límite de velocidad. En el control posterior, superó los niveles de alcohol en sangre, además de presentar claros síntomas de conducir en estado de embriaguez. Fue condenado a 18 meses de libertad condicional supervisada, después de declararse culpable.

En la entrevista, Phelps relató como se encerró durante cuatro días en su dormitorio, hasta que sus amigos y familiares le convencieron de buscar ayuda profesional. "Una vez comencé a hablar sobre mis problemas fuera de la piscina, me sentí mucho mejor", reconoció. "El aislamiento es horroroso. Cuando veía a mi terapeuta, recordaba todo lo que odiaba de mí. Cuando salía por la puerta, me sentía mucho mejor".

El año pasado, poco antes de la disputa de los Juegos Olímpicos de Río, en otra entrevista concedida a NBC News, fue sincero al respecto de la época oscura que había pasado: "entré en una espiral de autodestrucción". Phelps se retiró después de Río 2016 como el olímpico más condecorado de todos los tiempos, ganando 28 medallas, incluyendo 23 de oro.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS