Actualidad / Dos supermamás consiguen el slot para Kona 2020

Dos supermamás consiguen el slot para Kona 2020

Este fin de semana Michelle Vesterby y Meredith Kessler han conseguido su clasificación para el Campeonato Mundial IRONMAN 2020. Ambas son dos supermamás muy conocidas, sobre todo Vesterby, que corrió el año pasado embarazada Kona.

Meredith Kessler: madre y triatleta profesional

El domingo pasado, Meredith Kessler terminó tercera en IRONMAN Arizona detrás de Sarah Crowley y Heather Jackson. Si bien había en juego dos plazas de clasificación para el Campeonato Mundial IRONMAN, Crowley ya se había clasificado gracias a su tercer puesto de este año. Eso significaba el pase directo de Kessler a Kona 2020.

Kessler fue madre en noviembre de 2017 y volvió a competir el siguiente mes de abril - terminó sexta en IRONMAN Texas y en junio volvió a subirse al podio ganando IRONMAN 70.3 Mont-Tremblant e IRONMAN 70.3 Chattanooga. En agosto de ese año también fue tercera en IRONMAN Mont-Tremblant.

Probablemente no debería sorprender que Kessler, que trabajó como ejecutiva de banco durante años antes de dejar de trabajar para convertirse en profesional del triatlón, sea una de las más indicadas para comparar esta tendencia actual de las súper mamás profesionales con la de las madres trabajadoras de todo el mundo.

Foto: Kevin Mackinnon

"Cuando corrí en Texas y mi hijo tenía cinco meses, empecé a llorar como una colegiala, porque iba a tener que dejarle durante las nueve horas que corría", comenta Kessler. "Menos mal que reaccioné a tiempo. Meredith, la gente normal hace esto todo el tiempo, van a trabajar. Puedes dejar a tu hijo mientras andas en bicicleta o mientras corres. Aguántate, estarás con él toda la noche. La vida te va bien, has hecho lo que querías hacer. Puedes llevar a tu hijo a tus reuniones de negocios".

Kessler continúa la analogía con un día de entrenamiento regular.

"Algunas personas dejan a sus hijos en la guardería o con una cuidadora y luego se van a trabajar", continuó. "Puede que no lleguen a ver a sus hijos en ocho o incluso 16 horas. Nosotras podemos ver a nuestros hijos entre sesiones".

Una cuestión de equilibrio

Michelle Vesterby y su esposo Klaus celebraron el nacimiento de Marcus en mayo de este año. Apenas tres meses más tarde volvió a competir en IRONMAN Copenhagen, donde terminó quinta. Semanas después del nacimiento de Marcus, Vesterby estaba decididA a volver a competir rápidamente.

"Quiero demostrar a Marcus, a mí misma y a las mujeres que me rodean que somos capaces de hacer muchas cosas", dice. "Ya hemos visto super-madres como Radka, Nicola Spirig, Mirinda Carfrae, Caroline Steffen, Meredith Kessler… Creo que es genial que tengamos una comunidad que está demostrando que se puede ser madre y atleta de élite al mismo tiempo. Eso es algo que quiero darle a Marcus - para demostrarle que puedes equilibrar todas las partes de la vida y ser bueno en todas ellas. Que yo sea una madre y triatleta de élite no le va a afectar".

Como todos recordaremos, Vesterby documentó minuciosamente su entrenamiento durante y después de su embarazo y recibió de todo, desde apoyo y preocupación hasta críticas por ello. Pero el caso es que la triatleta danesa ya estaba andando en bici un par de semanas después de que Markus naciera y nadando una semana después de dar a luz. Para Vesterby es importante que cada madre trabaje a su propio ritmo.

"No tuve problemas durante mi embarazo", dice Vesterby. "Tenemos que llevar nuestro propio ritmo. Todos me decían que estaba haciendo demasiado deporte, pero el niño estaba muy cómodo. Nació una semana antes de lo esperado y pesó 4,1 kg., que es un bebé grande. Gané 19 kg, a pesar de entrenar de 20 a 25 horas a la semana, porque eso era lo que mi cuerpo necesitaba. Realmente creo que mi cuerpo se adaptó bien al embarazo. El entrenamiento que hice fue a ritmo lentos - la gente mira las horas, pero no se dan cuenta de que era sólo movimiento".

El deporte, una pasión y un trabajo

El aspecto más notable de esta impresionante tendencia femenina es que para estas mujeres, el deporte no es sólo una pasión, es su trabajo. Por lo tanto, están buscando la mejor manera de continuar sus carreras deportivas después de formar una familia.

"La única persona a la que debes escuchar es a ti mismo y creer en ti mismo porque no hay límites", según Vesterby.

El tercer puesto de Vesterby en IRONMAN Cozumel le dio uno de los tres puestos de clasificación que estaban en juego en la carrera, que era también Campeonato Latinoamericano. La danesa ha corrido 3 IRONMAN desde que dio a luz a Markus y este fin de semana se clasificó para su séptimo Campeonato del Mundo en Kona.

Para Michelle Vesterby y Meredith Kessler, ciertamente no parece haber ningún límite.

ARTÍCULOS RELACIONADOS