Foto: John Ewing
Actualidad / Running / Mo Farah, sin Juegos Olímpicos: el británico no estará en Tokio 2021

Mo Farah, sin Juegos Olímpicos: el británico no estará en Tokio 2021

¿Estamos ante el final de la carrera profesional de una de las figuras claves del atletismo de los últimos quince años? Puede ser.

Y es que ayer, en una fría noche en Manchester, Mo Farah se quedó sin la oportunidad de revalidar su oro olímpico en 10.000. El británico de origen somalí necesitaba una marca de 27'28" para certificar el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero con el clima en contra y problemas físicos arrastrados de semanas previas, sólo pudo marcar un crono de 27'47".

"No sé qué decir", reconocía a pie de tartán entrevistado por la prensa. Al que fuera discípulo de Alberto Salazar se le veía frustrado, consciente de cuán cerca está el final de su carrera. "Sales a darlo todo, y esto es todo lo que tienes", decía con cara de resignación.

"Hacía bastante viento. Intenté apretar, y apretar, y no tenía pulmones. Es todo lo que puedes hacer, al menos darlo todo".

Pero Farah no quiso echar la culpa al viento. "No hay excusa", afirmaba. "Sinceramente, pensé que vendría, conseguiría la marca y me volvería a casa a seguir entrenando".

Ahora tocará ver la cita olímpica desde el sofá de casa: "Va a ser duro", reconocio, "por supuesto que va a ser duro. Pero son los Juegos Olímpicos. Si no puedes competir, tienes que verlo en casa".

¿El principio de la despedida?

Los periodistas orientaban la entrevista en la misma dirección: sin Juegos Olímpicos, ¿cuál era el futuro de Mo Farah?

Hemos de recordar que tras sus oros en Río, Mo trató de dar el paso en firme al maratón, aunque sin alcanzar las expectativas generadas. Donde sí ha continuado siendo competitivo es en media maratón: sin ir más lejos hace apenas tres meses se hacía con el triunfo en la de Yibuti.

No obstante, por el momento es tiempo de reflexionar. "No sé qué pensar ni qué es lo siguiente. Si no puedo competir con los mejores, ¿para qué molestarse?", dijo Farah, que ganó el oro en 5.000 y 10.000 metros en 2012 y 2016.

Foto: London Marathon

A pregunta de otro periodista, insistió en la misma línea: "Tengo la suerte de tener muchasmedallas, soy uno de esos atletas que, si no puedes competir con los mejores, ¿para qué molestarse? Quizá sea el momento de pasar tiempo con mis hijos".

Una despedida sin casi público

Si hace casi diez años, allá por 2012, casi 80.000 aplaudieron los dos primeros oros olímpicos de Mo Farah, ayer apenas mil personas pudieron mostrarle su apoyo.

A principio de carrera todos pensaban que estaban allí para ver una nueva clasificación, pero tuvieron que conformarse con unos aplausos cargados de nostalgia.

El interés pasa, ahora, en conocer quién tomará su relevo como mejor mediofondista: elplusmarquista mundial Joshua Cheptegei y su compatriota ugandés Jacob Kiplimo, el presente y el futuro de la prueba, aspirarán a la corona de Farah en la final olímpica del viernes 30 de julio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS