Foto: José María Pozo
Actualidad / Ciclismo / Increíble: Se cae con la bici y la Guardia Civil le sanciona con 200 euros de multa

Increíble: Se cae con la bici y la Guardia Civil le sanciona con 200 euros de multa

Hace mucho que no teníamos que hacernos eco de situaciones extrañas que tuviesen que ver con ciclistas y la DGT o la Guardia Civil. Si hace un tiempo hablábamos del helicóptero de la DGT, que ya estaba multando ciclistas, hoy tenemos que referirnos a una noticia que, cuando menos, nos parece sorprendente.

Ocurrió el pasado 19 de marzo, Día del Padre, en la carretera de Traiguera hacia Calig, muy cerca de Vinarós, en Castellón. "Hacíamos una salida en grupo, en una subida a mí me cuesta más subir y me quedé detrás. No pasa nada porque nos esperamos siempre en los cruces y las rotontas". Así comienza José María Pozo, del Club Triatlón Davima, un relato que, sorprendentemente, terminará con una multa de 200 euros recibida recientemente en su domicilio.

"Llegué arriba y después había una bajada", continúa José María, que ha comenzado a practicar triatlón este año. "Quería ir con cuidado porque tampoco me sabía muy bien la bajada, con la mala suerte de que se me salió una cala y al querer ponerla, me despiste, no frené y terminé derrapando sobre la rueda". El resultado: salida de la carretera por el otro carril, donde va a golpear duramente contra una pared de piedras con cabeza y espalda. A posteriori, en el hospital, sabría que tendría una vértebra dorsal rota y otra aplastada.

"Perdí un poco el conocimiento, volví a coger la bici, pero con el dolor me volví a caer", relata. "Me encontraron al rato unos ciclistas y mis compañeros, que como veían que tardaba vinieron a buscarme".

"Llamaron al 112, vino la Guardia Civil y después la ambulancia". Ésta le trasladó al hospital más cercano, el Comarcal de Vinarós, donde pasó los siguientes cuatro días recuperándose de las contusiones. "La Guardia Civil se quedó con mis compañeros, todos de buen rollo contando historias, pero al mes me ha llegado la multa a casa".

Según indica la sanción, que podéis ver más encabezando este artículo, José María "condujo sin la diligencia, precaución y no distracción necesaria", lo que supone infringir el artículo 3.1 del Reglamento General de Circulación. La razón última, según nos han indicado desde la propia Guardia Civil, es el hecho de haber manifestado la invasión del carril izquierdo al perder el control sobre la bicicleta.

A nosotros, cuando menos, nos sorprende tanto celo a la hora de afrontar el accidente de un ciclista que, como el propio José Maria, no puso en peligro a nadie, ya que la carretera, que lleva a la Ermita de Font de la Salut, es muy poco transitada. Entendemos otras sanciones que hemos visto en los últimos tiempos, como la que compartió Joaquim Rodriguez por usar el móvil, incluso le hemos varios vídeos en Youtube al hecho de cumplir la normativa -no saltarse semáforos y no grabarse en la bici-, pero este caso, sinceramente, no vemos por dónde hay que cogerlo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS