Actualidad / Triatlón / "Nada es para siempre": Sebastian Kienle anuncia su adiós al triatlón profesional

"Nada es para siempre": Sebastian Kienle anuncia su adiós al triatlón profesional

Hace apenas dos meses, durante la previa de The Collins Cup, Sebastian Kienle reconocía que el tiempo comenzaba a apremiar.

Tras ser recientemente padre, el alemán empezaba a vislumbrar el final de su carrera profesional.

Y ya lo ha hecho oficial: ayer, a través de un vídeo colgado en su cuenta de youtube, el de Karlsruhe anunciaba que será en 2023 cuando diga adiós al triatlón profesional.

Habrán sido quince temporadas en media y larga distancia, desde que en 2008 debutase en el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3 con una undécima plaza.

"Me siento extraño anunciando esto" comienza en un vídeo en el que se le ve emocionado. "Obviamente, en las dos últimas semanas he pensado mucho en ello, he hablado con mucha gente, y he hablado con los sponsors".

"En los dos últimos años he tenido en muchas ocasiones el sentimiento de que quería retirarme al acabar la temporada o en ese mismo momento".

"Está claro que a lo largo de una carrera tienes pensamientos de este tipo, y aprendes a convivir con ellos, y también hay voces en tu interior que esta es una maravillosa vida, y te gusta lo que haces", continúa, "pero en estos dos últimos años estas voces han crecido, y he de reconocer que tras tener que abandonar en Challenge Roth pensé que necesitaba marcar una fecha para decir adiós".

"Y esa fecha será al final de 2023".

sebastian kienle
Foto: Orca

2022, un año de buscar títulos

Por lo tanto, nos quedan dos años de disfrutar de Sebastian Kienle, un deportista que en más de una ocasión ha dejado claro el amor que tiene por este deporte.

"El próximo año voy a intentar ganar otro Campeonato del Mundo", explica, "ya sea St. George o Kona".

Para el primero ya está clasificado, y para el segundo buscará el pase en IRONMAN Sudáfrica dentro de unas semanas.

Sin embargo, 2023 será un año de decir adiós: "quiero correr un par de carreras en las que no he podido estar nunca, y otras dos que me gustan mucho".

A partir de ahí, la puerta del triatlón se cierra. "No volveré a correr uno", explica. "Quizás algún swinrun y seguro que unas cuantas carreras de gravel".

"No quiero dejarlo de seco, me gusta esta sensación de hacer deporte, pero no quiero hacerlo con la presión que me he impuesto en el último año y medio".

ARTÍCULOS RELACIONADOS