Foto: Polar Cannes International Triathlon
Porqué debes entrenar con neopreno también en otoño e invierno

Porqué debes entrenar con neopreno también en otoño e invierno

Todos sabemos de la utilidad del neopreno en competición, donde se habla de ahorros de tiempo de hasta un 5% en populares. Nos ayuda con la flotabilidad, nos mantiene a resguardo de las frías temperaturas y mejora nuestra hidrodinámica. De ahí que siempre insistamos en que a la hora de invertir en el neopreno, escojáis correctamente: no solo en función de vuestro presupuesto, si no también de vuestras características como nadadores.

Por cierto: si estás buscando uno, recuerda visitar nuestro artículo de Los mejores neoprenos de 2018.

Otro tema a tener en cuenta con el neopreno es cuándo lo usamos. La tendencia natural es comenzar a usarlo en primavera, cuando comenzamos a acercanos a entrenar en aguas abiertas. Nuestra propuesta hoy es que os acostumbréis a utilizarlo durante todo el año, incluídos los meses de otoño e invierno, en los que, dado el frío, solo entrenamos en piscina cubierta.

Como entrenar con neopreno

¿Por qué combiene utilizarlo fuera de temporada? Básicamente porque nos vamos a acostumbrar a la natación "distinta" que se produce con él puesto. A medida que acumulamos metros y kilómetros, nuestros hombros tienden a cargarse, de ahí que utilizarlo de manera recurrente, sea un trabajo perfecto para minimizar sus efectos.

Eso sí: hay que tomar sus precauciones. Nadar en una piscina cubierta usando neopreno significa pasar calor, y es por esto que el entrenamiento se enfocará sobre todo en el trabajar la musculatura de los hombros y los brazos y no tanto en los ritmos. Lo recomendable en esta época del año es realizar un entrenamiento con neopreno una vez por semana.

De igual manera, si tienes la oportunidad de entrenar con compañeros, y ellos también lo utilizan, podréis entrenar de manera más lúdica dentro de la piscina tratando de emular las condiciones de competición: podéis luchar tres por el carril, aprender a lidiar con los golpes, sentir cómo el drafting te ayuda a nadar más rápido...

Siempre nos quejamos de que entrenar en la piscina es aburrido. Pues piensa que el neopreno es una manera perfecta de plantear la sesión con nuevos retos.

Cuidados a la hora de entrenar en piscina con el neopreno

Aun cuando no lo notes porque estás dentro de la piscina, nadar en con neopreno en un agua que se encuentra en torno a los 28º llega a deshidratar mucho. Es por esto que lo más recomendable es que lleves siempre una bebida isotónica para compensar la pérdida de sales.

En lo que corresponde a la técnica en piscina frente a aguas abiertas: aquí cada 25 o 50 metros te vas a encontrar con el viraje. Decisión tuya es cómo lo afronta, teniendo en cuenta que si entrenas haciendo el volteo, el agua se meterá por el pecho y los brazos del neopreno. Esto es normal y no quiere decir que lo estés haciendo mal.

En estas fechas, nuestra recomendación es que dejes de lado hacer series y entrenes de manera continua el tiempo que consideres necesario,  sin llegar a forzarte para tu musculatura trabaje y se acostumbre al neopreno.

ARTÍCULOS RELACIONADOS