Foto: Christopher Hasty
/ Running / De pesar 210 kilos a correr este fin de semana una maratón

De pesar 210 kilos a correr este fin de semana una maratón

Su nombre es Christopher Hasty y tiene 31 años, vive en Clermont, Florida y él mismo se autodenomina en las redes sociales "morbid2marathon". Empezó pesando 210 kilos y tras 21 meses corriendo, el pasado mes de junio alcanzaba el peso de 95 kilos.

Aunque de niño había sido deportista en el colegio, una vez pasó a la universidad, empezó a ganar de forma progresiva. Su declive llegó cuando comenzó el postgrado de su carrera, llevando una rutina muy poco saludable. Salía con amigos y comía lo que le apetecía. Hasta que un día se subió a una báscula y era tal el peso de Christopher, que en el visor apareció la palabra "error".

Consciente del problema que empezaba a amenazar en serio su vida, intentó perder peso siguiendo diferentes dietas, pero por una razón o por otra, nunca pudo continuar con ellas. Fue entonces cuando conoció a la mujer de su vida, Casey, que fue el motor necesario para obrar un cambio brutal en la vida de Christopher Hasty.

Cirugía bariátrica en 2017

Todo empezó con una cirugía bariátrica en agosto de 2017. A algunos puedes parecerles trampa, pero Christopher no lo vio así, lo vio como la única forma de poderse hacer con el control de su vida.

El bypass gástrico permite hacer algunas alteraciones en el sistema digestivo que ayudan a perder peso limitando la cantidad de comida o disminuyendo la absorción de nutrientes, y ambas cosas. El bypass gástrico es la mejor solución cuando el ejercicio y la dieta no han funcionado o cuando se tienen problemas graves de salud, como era el caso de Christopher.

Después de la cirugía, Crhistopher perdió entre 13 y 18 kilos rápidamente, ya que podía controlar la cantidad de comida que ingería. Empezó con una dieta alta en proteínas y vegetales, y añadiendo algún carbohidrato si todavía había espacio en su estómago. Aun con todo, seguía en la frontera de los 180 kilos, tenía todavía muchos kilos que perder, pero al menos podía ponerse a trabajar con algo menos de peso.

Empezar a correr con 170 kgs

Tuvo que perder todavía otros 13 kilos antes de poder empezar a correr sin dolor ni molestias. No es que sea agradable correr con 170 kilos encima, pero al menos Christopher se sintió más confiado de poder hacer ejercicio y de que su cuerpo podía realmente lograr lo que se había propuesto.

Los kilómetros corridos eran lógicamente muy lentos, pero cada vez que salía a correr, mejoraba. El progreso físico no tardó en llegar y poco a poco fue poniéndose metas alcanzables. Hizo de su pérdida de peso una de las metas, a la par que empezó a llevar un estilo de vida mucho más saludable.
Las millas eran obviamente lentas, pero cada vez que salía, mejoraba un poco. Pude ver el progreso físicamente y me enganché a establecer y lograr metas. Hice de mi pérdida de peso una de ellas mientras me dedicaba a un estilo de vida más saludable.

Christopher empezó a levantarse a las 4 de la mañana todos los días para hacer ejercicio en el salón y salir a correr con sus perros un total de 5 kilómetros. Si el calor es excesivo en Florida, donde vive, sustituye la carrera por bici estática en su casa, pero nunca deja de hacer ejercicio.

Trata de hacer por lo menos 30 minutos en la cinta dos veces en semana cuando va al gimnasio. Y al menos una vez cada dos semanas, hace una carrera larga de 14 a 20 kilómetros. Y para ello, utiliza ropa de compresión, ya que al perder tanto peso, tiene exceso de piel. El próximo objetivo será una cirugía de reducción de piel para que correr le sea mucho más cómodo que ahora.

Ver esta publicación en Instagram

The worst part about my upcoming 48 mile @rundisney challenge is all this skin moving around. It hurts, more than you can imagine, to have 25+ pounds of skin on your body be tugged and stretched for hours on end. I’m 100% confident in my ability to crush the distance, it’s the pain in my skin hours and days later I’m not looking forward to. Yes I’ve tried compression gear, but the amount of compression required to hold all this in place is too restrictive on my breathing. . . . . #motivation #fitspo #fitness #nsv #beforeandafter #inspiration #instafit #fitfam #extremeweightloss #biggestloser #weightloss #fitspiration #wls #wlscommunity #weightlosssupport #weightlosstransformation #weightlossmotivation #weightlossjourney #vsg #ds #verticalsleeve #sleevegastrectomy #duodenalswitch #vsgfamily #vsgjourney #vsglife #dslife #vsgeats #vsgcommunity

Una publicación compartida de Christopher Hasty (@morbid2marathon) el

Tras 17 meses de esfuerzo, 95 kgs

Después de 17 intensos meses de esfuerzo, Christopher Hasty había perdido 115 kilos, lo que le situaba en 95 kilos. La recompensa de su fuerza de voluntad y ejemplo le ha llevado a terminar dos medias maratones, además de muchas otras carreras más cortas. Todavía sigue esforzándose a diario por correr más y mejor y prueba de ello es el reto que se ha propuesto desde hace dos días hasta el próximo domingo, el "Disney Marathon’s Dopey Challenge"

Disney Marathon’s Dopey Challenge

El Dopey Challengue es un desafío del Walt Disney World Marathon Weekend que consiste en completar 4 carreras entre el 8 y el 12 de enero: 5 kilómetros en la Disney Family Fun Run 5k, Walt Disney World 10k, 21k Disney Half Marathon, Disney Marathon 42k. Veremos de lo que es capaz Christopher Hasty este fin de semana tras perder 115 kilos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS