Foto: World Triathlon // Tommy Zaferes
Actualidad / ¿Qué puede pasar con los Juegos si continúa la ola de calor?

¿Qué puede pasar con los Juegos si continúa la ola de calor?

Los juegos olímpicos están suponiendo una auténtica odisea para los deportistas. Si bien estaba claro que el Covid-19 iba a ser la gran amenaza para los participantes, la ola de calor de Tokio está siendo, sin duda, el otro gran enemigo.

Hace dos semanas todo el mundo desaprobó la idea de realizar unos juegos a puerta cerrada, sin público, una medida que se tomó con el principal objetivo de evitar el mayor número de contagios posibles.

Sin embargo, a pesar de que ya ha habido varios participantes positivos por covid como ha sido el caso del golfista Jon Rahm o del estadounidense Sam Hendricks, parece ser que ahora la principal amenaza de los deportistas está siendo el calor.

Deportistas que han sufrido la ola de calor de Tokio

El comité confirmó ayer jueves un total de 24 casos nuevos de covid-19 relacionados con los juegos a pesar de que las restricciones están siendo de lo más estrictas.

Sin embargo, el factor que parece amenazar seriamente con una posible suspensión de los juegos no está siendo el coronavirus sino la ola de calor de Tokio que ha llegado a los cuarenta grados sumándole a ello la humedad.

Esto ha hecho que los organizadores de los juegos trasladen los maratones y las carreras de marcha hacia el norte, en la ciudad de Sapporo, con el objetivo de evitar el infernal calor.

Sin embargo, algunos deportistas, tal como ha ocurrido con los tenistas, están empezando a mostrarse muy críticos con el comité olímpico y la organización.

“Si me muero, tú serás el responsable” dijo el tenista Daniil Medvedev al juez de silla en su último partido debido a las condiciones a las que estaban jugando.

El argentino Swartzman tampoco se cortó a la hora de criticar duramente a la organización por hacerles jugar a cuarenta grados de temperatura: “Que tres personas que están en una oficina bajo un aire acondicionado decidan que tenemos que jugar así es una locura” afirmó.

Peor experiencia se llevó la española Paula Badosa que sufrió un golpe de calor y se vio obligada a abandonar el partido en una silla de ruedas ya que no podía mantenerse en pie.

Paula Badosa
Instagram de Paula Badosa

“Sentí todo vuestro apoyo detrás y quería devolveros un gran resultado. Espero poder hacerlo pronto. ¡Gracias a todos!”. Afirmó la tenista en su cuenta de twitter.

Medidas para combatir la ola de calor

En cualquier caso, por ahora, parece ser que el coronavirus sigue siendo la razón de mayor peso por la cual podrían suspenderse los juegos.

Respecto a lo expuesto anteriormente, el Comité Organizador de Tokio ha estado desarrollando soluciones para ayudar a los atletas y miembros del público a hacer frente a las altas temperaturas.

asics metaspeed
Foto: World Triathlon // Tommy Zaferes

Debemos tener también en cuenta que estos juegos tienen como objetivo ser los más verdes del planeta así que la pregunta es: ¿cómo se enfrentarán a la ola de calor sin dañar el medio ambiente?

Una de las primeras medidas que se ideó para mantener fresco al público resultó ser un fracaso. En septiembre de 2019 el Comité Olímpico Japonés, aprovechando una prueba de piraguismo, probó a utilizar máquinas de nieve artificial con el objetivo de mantener frío el lugar.

Sin embargo, solo se consiguieron rociar 2.000 asientos, la mitad del espacio habilitado para aficionados, lo que supuso que esta medida no tuviese un gran efecto.

Una medida que sí ha resultado tener éxito es la de aplicar una pintura a diferentes superficies la cual bloquea el sol logrando reducir el calor del pavimento hasta ocho grados.

Otra medida que parece haber funcionado es la de la construcción del Estadio Nacional de Japón utilizando madera y recursos naturales que, a diferencia del metal, reducen mucho mejor la absorción del calor.

Además, el estadio ha sido diseñado con el objetivo de facilitar el flujo del aire.

Trasladar algunos deportes a otras ciudades

Como bien hemos dicho antes, los deportes de larga distancia de la maratón y la carrera a pie serán trasladados al norte del país en la ciudad de Sapporo.

Esta se está situada en la isla de Hokkaido y se encuentra cinco grados más fresca que Tokio durante el verano ofreciendo además un ambiente menos húmedo.

Sin embargo, esta decisión no gustó a todos los deportistas, en especial a los japoneses, ya que la corredora olímpica japonesa de maratón Ayuko Suzuki afirmó que la medida podría quitar cierta ventaja a aquellos que participaban en casa.

La deportista consideraba que, con una buena preparación previa de todos los deportistas, no hubiese habido ningún problema en realizar la carrera en Tokio.

Aire acondicionado sin dañar al medio ambiente

La mayoría de los eventos están teniendo lugar en el área metropolitana, muchos de ellos en recintos deportivos que pueden enfriarse con el aire acondicionado.

Foto: Kyodo

Sin embargo, una gran dependencia del aire puede tener un gran impacto ambiental por lo que los organizadores de los juegos de Tokio pidieron a los ingenieros que encontraran soluciones para mantener frescos a los espectadores y deportistas sin dañar al medio ambiente.

A pesar de que los espectadores no pueden estar allí para disfrutar de los beneficios, la siguiente medida ha servido de ejemplo para aquellas ciudades que intentar mantener frescos a su población durante la ola de calor sin dañar al entorno.

“En los sistemas tradicionales, el aire circula por toda la sala” afirmaba Saburi Toshikazu del centro de investigacion y desarrollo de Takasago.

Nuestra tecnología concentra el flujo de aire en el nivel del piso lo que hace que sea más eficiente energéticamente para edificio con techos altos” concluyó.

Otra medida que se decidió tomar en relación con el aire acondicionado fue la utilización del “uchiwa” un ventilador desplegable muy utilizado en Japón por los lugareños en épocas de mucho calor.

¿Qué deben hacer los deportistas durante su estancia en Tokio?

Los participantes también deben evitar el calor durante su estancia en la Villa Olímpica, pero poner el aire acondicionado todo el rato en la habitación no parece ser la medida más recomendada.

Kazuo Asada de Weathernews afirmó que no se puede estar todo el rato en una habitación de hotel fría y, de repente, cambiar a un ambiente de cuarenta grados.

Un cambio tan brusco de temperatura podría afectar gravemente a la salud de los deportistas y a su rendimiento en sus respectivas pruebas.

Por ello, a los competidores y funcionarios se les han entregado chalecos de refrigeración, con el objetivo de mantenerse frescos sin que tengan la necesidad de usar constantemente un aire acondicionado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS