Foto: Challenge Riccione
Actualidad / Triatlón / Pablo Dapena se abona al segundo puesto en Challenge Riccione

Pablo Dapena se abona al segundo puesto en Challenge Riccione

Pablo repite en Italia el mismo puesto del cajón que alcanzó en Challenge Mogán. Esta vez la carrera se desarrolló de otra manera y solo el austríaco Steger le privó de la victoria en los kilómetros finales.

Cuando hablamos de Pablo Dapena y las carreras de la familia Challenge, seguramente nos estamos refiriendo a un triatleta infalible, una especie de metrónomo. Alguien capaz de medir el ritmo y las fuerza muy por encima del resto de los triatletas.

En Anfi Challenge Mogán, Pablo Dapena se quitó de encima las malas sensaciones de Miami. De hecho nos dijo aquí en Planeta Triatlón que no había tenido tiempo para demasiados retoques, pero a veces el triatlón no es una ciencia exacta.

En Riccione Dapena salió a por todas, pese al formato rolling start para el gallego le quita parte "de la esencia real de la carrera". Esa forma escalonada evita contactos directos, pero también obliga al profesional a saber qué rival ha salido antes o después que él.

Una bicicleta rapidísima y muy dura

Como ya ocurriera en Mogán, el segmento ciclista de los triatlones de media distancia se está convirtiendo en todo un destrozo para las piernas. "Lo he pasado fatal en la primera vuelta, varias veces he estado a punto de desfondarme", resuelve Dapena en declaraciones a Challenge Riccione.

Hay que recordar que en esa grupeta ciclista (sin drafting) viajaban Raelert, Bocherer y por detrás todo un Sebastian Kienle. Es decir, verdaderas locomotoras del triatlón. Pablo aguantó con ellos y se bajó a correr el primero de todos.

Querer cerrar demasiado rápido

Una media maratón son palabras mayores y cualquier error se paga caro. "Empecé un poco rápido, queriendo cerrar la carrera... y he acabado la prueba sin energía, muy muy pesado". Se sincera Pablo en el micrófono de Juanan Fernández, quality manager de Challenge.

A Pablo le ha pasado en el Adriático lo contrario que le pasó en Canarias, perdió puestos en los últimos kilómetros. Eso hace que las sensaciones finales sean diferente. "Cuando te ves en situación de carrera primero y acabas segundo, pues siempre fastidia", resumía el gallego en meta sobre las sensaciones agridulces del final.

Sin embargo la realidad es que Dapena acumula dos segundos puestos en apenas tres semanas y ahora enfoca la temporada de otra manera. Tanto por sensaciones como por premios económicos.

Su próxima parada será otra carrera del circuito Challenge, la prueba austríaca de St Pölten, en la que presumiblemente volverá a encontrarse con un cartel de lujo. Steger y Kienle, sus compañeros de podio en Riccione, estarán allí, seguro que tienen ganas de revancha.

Foto: Challenge Riccione

De Vries se lleva la prueba femenina

La triatleta neerlandesa sigue fuerte y logró sacarse la espina clavada de Anfi Challenge Mogán donde cedió ante una intratable Spirig. Sarissa se impuso en Riccione escoltada en el cajón por India Lee y la local Marta Bernardi.

ARTÍCULOS RELACIONADOS