Foto: Eventrade
Actualidad / Triatlón / Patrick Lange sigue sin encontrar la senda del triunfo

Patrick Lange sigue sin encontrar la senda del triunfo

Patrick Lange carga en 2018 con la responsabilidad de ser el triatleta más vigilado por sus rivales, gracias al triunfo en la última edición del Ironman de Hawaii que le encumbró como Campeón del Mundo de Ironman. Sin embargo, 2018 no está transcurriendo -a priori- como el alemán pudiera esperar. Mientras sus rivales cuentan ya con victorias de importancia en su palmarés, Lange sigue con el casillero en blanco.

Hace unas semanas veía como Pablo Dapena se llevaba Challenge Mogan Gran Canaria, donde partía con la vitola de favorito. Hoy, en Buschhütten, olímpico sin drafting cuya natación se hace en piscina, se ha tenido que conformar con la tercera posición.

"Aunque sé que mi fuerza está en la distancia Ironman, es emocionante volver a la distancia olímpica", escribía el viernes en su cuenta de Instagram. "Parece que mis rivales ya están en su máximo nivel de forma física, pero al final todos sabemos que todavía queda un largo camino hasta Kona". Sanders ganaba ayer en Ironman 70.3 St. George -y ya contaba con otros medias distancia a principio de temporada-, Jan Frodeno se llevaba hace unas semanas Ironman 70.3 Oceanside y Javier Gómez Noya acumula Challenge Wanaka y Polar Cannes International Triathlon.

Sebastian Kienle, el cuarto en liza, se llevaba el domingo pasado el Captus Man, otro olímpico sin drafting,

Otras temporadas no han trascurrido, a estas alturas del año, así para Lange: el pasado 2017 ganaba algunas pruebas menores, como el Yas Marina Triathlon de Abu Dhabi, el Erdinger Stadttriathlon o el Frankfurt City Triathlon, además del Ironman 70.3 Rugen. En 2016, triunfos en Ironman Texas -que le valió para ganar la clasificación para Kona-, y dos victorias menores, el V-Card Triathlon Viernheim y el HeidelbergMan.

El próximo 8 de julio se verá las caras con Jan Frodeno en Ironman Frankfurt, Campeonato de Europa de la distancia. Habrá que ver si el actual hombre a batir comienza a reencontrarse con el triunfo, o espera a Kona para dejar a todos -otra vez- con los ojos como platos.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS