Actualidad / Triatlón / Patrick Lange logra lo imposible: bajar de 8horas para volver a ser Campeón del Mundo

Patrick Lange logra lo imposible: bajar de 8horas para volver a ser Campeón del Mundo

Kona nunca decepciona y hoy el mejor ha vuelto a ser el alemán Patrick Lange, que repite título de Campeón del Mundo de Ironman y de qué manera, con récord de la prueba y entrando en meta como un verdadero misil para pedirle matrimonio a su mujer. Ya lo advirtió Javier Gómez Noya: “Para mí es el principal favorito, aunque la gente no esté hablando mucho de él".

El alemán sorprendió a propios y extraños en la pasada edición, tras remontar a Kienle y Sanders en las postrimerías de la carrera a pie. “Quieras o no, es la persona que más rápido ha sido capaz de correr en Kona en la historia, eso quiere decir que es muy bueno. El año pasado corrió de manera muy inteligente, no entró a trapo con los ciclistas y fue capaz de hacer un maratón espectacular." 

Tan espectacular que, por entonces, terminó en 2:39:59. Y este año lo ha vuelto a hacer con una carrera final propia de un extraterrestre.

La prueba

Tras una natación liderada por Josh Amberger (47:39), en un nutrido grupo de triatletas, y que suponía por segundo año consecutivo batir el récord del segmento, Javier Gómez Noya salía en sexta posición y tras nadar en 47:46, se subía a la bici con el grupo que lideraba la carrera en ese momento. Por su parte, el alemán Patrick Lange salía del agua en 50:37; Kienle lo hacía en 50:42 y Sanders se iba hasta unos 53:59 que a la postre iban a condenar su participación en la prueba.

Cuando se llevan transcurridos más de cien kilómetros del segmento ciclista, comienza a vislumbrarse cómo podemos vaticinar el último de los segmentos, el de maratón, y con ello el resultado final, una maratón de infarto. En ese tramo, al poco de dar el giro en Hawi, tanto Javier Gómez Noya como Patrick Lange rodaban juntos con dos segundos de diferencia. A priori parecían claras las estrategias: sabedores de su carrera a pie final, los dos se controlaban al milímetro.

Mientras tanto por delante se disputaba una carrera completamente distinta, en la que el norteamericano Andrew Starykowitz y el australiano Camero Wurf luchaban por ser los mejores en el segmento ciclista. Finalmente ha sido el ex de Liquigas quien se ha llevado el gato al agua, marcando un nuevo récord, más de tres minutos mejor que el del año pasado. Si entonces Wurf paraba el crono en 4:12:54, este año lo ha hecho en 4:09:36, a 43,56 kilómetros por hora.

Starykowitz llegaba a 2:11, y un sorprendente Josh Amberger, a más de seis minutos. Patrick Lange llegaba a 6:44, con todas las opciones intactas al comienzo de la carrera a pie.

Llegados a ese punto, el Campeonato del Mundo de Ironman ha sido un completo monólogo: Cameron Wurf no pudo aguantar mucho tiempo la ventaja que había conseguido en la bici, y rápidamente se formó un trío formado por Braden Currie, Team O'Donnell y el alemán.

Pero Lange, buen conocedor de su poderío corriendo, hizo lo que quiso con la carrera, rompiéndola en el momento que más le convino. A partir de ahí, se fue solo hasta la meta sin que nadie pudiera intentar seguirle para conseguir un nuevo récord de la prueba: 7 horas 52 minutos y 39 segundos, destrozando su récord del año pasado. Segundo ha sido el belga Bart Aernouts, también por debajo de las ocho horas (7:56:41) y tercero ha sido un David McNamee (8:01:12) que revalida así el podio de 2017. Un gran éxito para el británico que ya en su último vídeo para HUUB vaticinaba lo dura que iba a ser la carrera de hoy.

Nuestro Javier Gómez Noya ha sido finalmente undécimo con un tiempo de 8:11:41. Ha tenor de los tiempos que ha marcado en los splits finales, la carrera se le ha hecho muy larga: pese a dar previsiones de lluvia a lo largo de todo el día, el maratón se ha disputado bajo una exigentes condiciones, con más de treinta grados de temperatura y una altísima humedad.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS