Actualidad / Triatlón / Pello Osoro: "Por primera vez en la vida tengo envidia de la gente que nada"

Pello Osoro: "Por primera vez en la vida tengo envidia de la gente que nada"

Pese a la incertidumbre, todo apunta a que Embrunman será, el próximo 15 de agosto, la gran prueba de triatlón de este verano.

La cita, que tiene confirmados en su prueba masculina a nombres como el del Campeón del Mundo de IRONMAN en 2013 Frederik Van Lierde, Joe Skipper o James Cunnama, tendrá una importantísima presencia española, con nombres como el de Cristóbal Dios, Víctor del Corral o Gustavo Rodríguez, entre otros tantos. En total, hasta 32 triatletas españoles tomarán la salida.

Pello Osoro, que en 2019 acabó en el puesto 12, volverá a los Altos Alpes franceses con ilusiones renovadas y alguna que otra incógnita.

¿Se celebrará la prueba?

Gerald Iacono, director de carrera, anunciaba hace unos meses que Embrunman seguía adelante pese a la prohibición de pruebas deportivas en Francia. Su argumento, que los eventos al aire libre de menos de cinco mil personas sí estaban permitidos.

Y por el momento Embrunman sigue en pie, aunque las dudas por los rebrotes que están surgiendo comienzan a poner en tela de juicio su viabilidad.

"La prueba sigue adelante, pero hasta que no estemos en la línea de salida no sabremos si finalmente se correrá", comenta Pello, uno de los pocos deportistas que ha podido competir en 2020. Fue en China, donde disputó una Copa del Mundo de triatlón de invierno.

pello osoro harbin esqui triatlón de invierno
Foto: Pello Osoro

¿En qué condiciones podrá competir tras sus caídas entrenando?

Siendo uno de los deportistas más activos durante el confinamiento -llegó a acumular mil kilómetros en el rodillo en una semana- la desescalada se la tomó con calma, aunque cuando comenzó a incluir volumen tuvo la mala suerte de irse al suelo.

"Tuve una caída con la bici de monte hace un par de meses", afirma Pello. "No le di mucha importancia, pero me fisuré una costilla. Pensaba que me recuperaría rápido pero a día de hoy tengo secuelas", admite.

pello osoro
Foto: Instagram // Pello Osoro

Pese al frenazo, las ilusiones se mantenían intactas. Para mantener la forma, lo que hizo fue cambiar la tipología de los entrenamientos: largas caminatas al trote por el monte -le vimos acumular hasta sesiones de 36 kilómetros- y entrenamiento con patines.

"Después de la caída me molestaba la espalda al correr, así que estoy entrenando con muy poco volumen, haciendo bastante fondo en el monte para forzar menos".

Ahora que puede subirse a la bicicleta, está de nuevo con altos volúmenes, una de las grandes características del entrenamiento del de Orca: en su cuenta de twitter se puede seguir, de manera diaria, las sesiones a las que se enfrenta, en muchas ocasiones con desniveles superiores a los cinco mil metros.

¿Y la natación?

La fisura en la costilla ha impedido que Pello pueda ir a nadar, lo que supone llevar prácticamente cuatro meses sin tocar el agua. "Por primera vez en la vida tengo envidia de la gente que nada", reconoce.

"Estoy entrenando mucha bici pero nadar imposible, he hecho un par de intentos y he tenido que parar, no estoy nadando nada", concluye el triatleta vasco. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS