Foto: Orca
Actualidad / Triatlón / "En élite no habría que suspender o acortar la natación jamás"

"En élite no habría que suspender o acortar la natación jamás"

Continúa el debate sobre las cancelaciones vividas en el segmento de natación en los últimos meses: IRONMAN Vitoria, IRONMAN Barcelona, IRONMAN Sudáfrica, Challenge Salou...

Poco a poco ha ido calando en el ambiente la sensación de que se le está faltando el respecto a uno de los tres segmentos, el de las aguas abiertas: en caso de mínima duda se tira por la calle del medio y se cancela.

"Nadar ya es lo de menos", escribíamos en Planeta Triatlón hace unos días: vivimos un momento de nuestro deporte en el que -afortunadamente- se ha popularizado como disciplina de resistencia y está llegando mucha gente desde el ciclismo y la carrera a pie.

En este contexto, la natación aparece en el horizonte como ese "mal necesario" con el que hay que convivir para conseguir una medalla.

Jaime Menéndez de Luarca, a colación de nuestro artículo, continuaba la reflexión en twitter. "El problema es confundir olas con mala mar", escribía.

¿Cuándo sí se debería cancelar una natación?

"Lo peligroso es una corriente que te arrastre más lejos o una ola de dos metros que rompa en fondo de roca. Pero que haya mar de fondo y olas de un metro que rompen en arena no debería ser motivo de acortar o suspender".

natación salida
Foto: PTO

Varios aficionados han aportado su opinión: "En ciertos triatlones sí las hay", le respondían. "Recuerdo Peñíscola, hace cinco o seis años, que había olas de metro, metro y algo, con un viento terrible".

"Al rodear el castillo había peligro que te llevaran contra las rocas".

"Pero en general no se debería suspender casi ninguno casi bajo ningún concepto".

Peru Alfaro, que tras la victoria de Blummenfelt en Cozumel era de los primeros en abrir la caja de los truenos, también ha dado su opinión: "En elite no habría que suspender o acortar la natación jamás" respondía el de Hernani. "Esas condiciones que dices en España no las he visto nunca".

infinitri half peñíscola
Foto: Infinitri

¿Mar agitado, o mar peligroso?

Otro usuario ahonda en la idea que subyace en el tweet de Menéndez de Luarca: "Esa era la situación en IRONMAN 70.3 Barcelona, no estaba imposible como dicen por aquí, estaba agitado".

"Mi opinión es que la gente no prepara ni entrena bien la natación y se ha perdido el respeto a la distancia".

En un hilo anterior, el propio Jaime Menéndez de Luarca apuntaba en la misma línea: "Se suspende muy deprisa porque se sabe que en 2.000 aspirantes a finishers hay varios que no han nadado nunca 3.000 metros entrenando".

Desde este punto de vista, la preocupación por la seguridad de los deportistas deja de tener -prácticamente- hasta sentido: "La seguridad no es lo primero" afirma otro usuario en este sentido, "cuando ante el hecho de que se sabe que hay gente que no está preparada se les deja apuntarse a nadar 3800 en aguas abiertas".

Es decir: "tú paga, y luego ya veremos".

¿Y qué se puede hacer al respecto?

En determinadas pruebas de carrera a pie se exige un certificado médico de estar capacitado para enfrentarse a según qué distancias.

Aitor Ruíz de Zárate, recuerda que ya hubo un tiempo en que así fue: "Cuando yo era joven en los triatlones pedían un documento donde un entrenador o monitor de natación ponía su firma asegurando que eras capaz de nadar "x" metros. Fue, creo, hasta 1990 aproximadamente. No estaría mal hacer algo similar".

¿Es el momento de comenzar a pedir informes o certificados de idoneidad?

Hasta ahora teníamos los tiempos de corte -que ya de por sí generan debate de por sí-, pero si en 2022 continúan eliminándose segmentos de natación como en 2021, está claro que alguna decisión desde las federaciones y los organizadores implicados habrá que tomar...

ARTÍCULOS RELACIONADOS