Foto: Instagram // Jan Frodeno
Salud y Nutrición / Triatlón / ¿Por qué un PRO se recupera tan rápido de una lesión y yo no?

¿Por qué un PRO se recupera tan rápido de una lesión y yo no?

Que los PROs están hechos de otra pasta, ya lo hemos comentado en varias ocasiones: deportistas que se lesionan de gravedad, y que a las pocas semanas están entrenando y acortando los periodos de recuperación.

Lo hemos visto con frecuencia: Pello Osoro, operado de una sutura meniscal, a la semana siguiente ya estaba haciendo ejercicios de fuerza con el resto del cuerpo para no perder forma. O Jan Frodeno tras su fractura de estrés.

Incluso Lionel Sanders fue capaz de recuperarse para llegar a tiempo de buscar la clasificación para Kona.

¿Cómo lo hacen? ¿Por qué consiguen que sus lesiones duren menos que las de cualquier otro mortal? Hay una serie de factores clave para conseguirlo. Vamos a analizarlos.

La genética

Como ya comentamos en alguna otra ocasión, la genética y la biología con la que cuenta un PRO poco tiene que ver con la de un popular.

Está demostrado que en función de nuestra genética tenenemos más capacidad de regenerar muscularmente.

Estado físico y volumen de entrenamiento

El entrenamiento de fuerza, del que tantas veces hemos hablado, es básico para que nuestro cuerpo recupere mejor. Imagina que sufras un accidente con la bicicleta: el impacto recibido por un cuerpo sin tono físico será mucho mayor (por derivarse a otras partes de nuestro organismo), que el de uno preparado.

En este sentido, los PROs dedican mucho más tiempo que un popular tanto al gimnasio como al entrenamiento aeróbico y anaeróbico, con lo que se ven afectados de manera más somera.

Además, disponen de mucho más tiempo que nosotros para recuperar. Posiblemente, si tenemos una rotura fibrilar, por poner un ejemplo, tú seguirás yendo a trabajar y teniendo que lidiar con el mismo día a día que si no estuvieses lesionado.

Él, o ella, en cambio, acudirá más al fisioterapeuta, hará menos movimientos, y destinará toda su jornada "laboral" a reducir los tiempos de recuperación.

Saber desde el primer momento qué dolencia tiene

Continuando con el ejemplo de la rotura: es más que posible que tú lo más que hagas sea parar hasta que cesen las molestias. Y si no paran, acudir al traumatólogo.

El PRO, sin embargo, se pondrá desde el primer momento en manos del especialista más adecuado, y se hará todas las pruebas pertinentes para saber exactamente qué dolencia tiene.

pello osoro recuperacion lesion
Foto: Instagram // Pello Osoro

El hecho de saber cuál es la lesión, permite actuar de manera más rápida y saber qué medidas tomar.

Y esto nos lleva también a que disponen de mejores medios de recuperación que nosotros. No solo utilizan las pistolas de automasaje, las botas de presoterapia u tecnología de recuperación con más facilidad que nosotros, también tienen acceso a material médico mucho más complejo, como pueden ser las cámaras hiperbáricas, o máquinas antigravitatorias.

La experiencia

El cuerpo de un PRO es su herramienta de trabajo, y como tal lo conocen a la percepción. Cualquier pequeño síntoma de dolencia se nota antes de lo que podemos notarlo un popular.

Esto facilita que fuercen hasta donde pueden forzar sin pasarse. Nosotros, los grupos de edad, lamentablemente nos damos cuenta demasiado tarde.

Y no solo es la experiencia: también son las ganas y la motivación. Los deportistas de élite son capaces de llegar a unos niveles de compromiso y sufrimiento que a los populares nos quedan muy lejos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS