Foto: Instagram // Salomon
Actualidad / Running / Por qué abandonó Kilian Jornet su intento de récord de 24 horas en pista

Por qué abandonó Kilian Jornet su intento de récord de 24 horas en pista

Kilian Jornet comenzaba ayer viernes su intento de récord del mundo de 24 horas corriendo en pista, una especialidad que recordemos, no es la suya. Lo hacía a las once de la mañana, bajo un cielo despejado pero con temperatura apta para unos pocos: cero grados centígrados.

Junto a él, varios deportistas de resistencia daban oficialidad al acto organizado por Salomon para, entre otras cosas, dar visibilidad a las zapatillas que el español está utilizando a lo largo de todo el intento, las Phantasm.

Miles de personas se conectaron en directo para seguir a través de las redes sociales de Salomon el Phantasm 24. Jornet empezó corriendo rápido según su táctica de intentar salir fuerte las primeras doce horas de prueba para luego bajar algo en la segunda mitad. Kilian había superado el primer maratón en poco más de tres horas, a un ritmo de 4'17" el kilómetro. Iba calcando los pasos que Yiannis Kourus estableciera en 1997 cuando consiguió el récord del mundo tras completar 303,5K. De mantener el fuerte ritmo inicial, estábamos hablando de una marca que proyectaba los 325K.

Problemas a partir del kilómetro 82

Pasadas seis horas de carrera, todo apuntaba bien para el atleta de Salomon, habiendo completado ya 82 kilómetros. Pero a partir de ese momento es cuando empezaron los problemas. Primero fue un problema en la zapatilla que intentó arreglar sin perder mucho tiempo, pero que finalmente le llevó a pararse y recibir asistencia para cambiar la plantilla. Después vinieron los problemas en la fascia lata de la rodilla izquierda.

Los problemas que Kilian empezaba a atravesar repercutían en los ritmos, que empezaron a empeorar. En el paso por el kilómetro 100, Jornet aventajaba a Kouros en ocho minutos. Sin embargo, pasada la novena hora de carrera, ya llevaba tres kilómetros menos que el poseedor del récord del mundo.

Pasadas diez horas de carrera, la imagen de Kilian Jornet en el suelo, atendido por su equipo, hacía presagiar el final de la prueba. Finalmente, problemas en su rodilla izquierda, en la fascia lata, y también mareos, según informó Salomon, fueron razones más que suficientes para justificar el abandono tras 134,8 kilómetros completados en 10 horas y 24 minutos de competición.

Su equipo envió esta nota antes del final de la prueba: "Kilian Jornet se está recuperando esta mañana tras haberse visto obligado a retirarse anoche del intento de completar las 24h en pista disputadas en Måndalen, Noruega. Después de recorrer 134km (337 vueltas), Kilian se sintió mareado por lo que paró de correr a mitad de una de las vueltas y se sentó en el suelo. Después de recibir asistencia médica en la pista, los profesionales médicos determinaron que había que efectuar más pruebas. Esta mañana Kilian Jornet está reposando en el hospital y hará un comunicado durante el día. Quiere extender sus felicitaciones a otros atletas que siguen compitiendo en la pista y que terminará a las 11am".

La prueba terminó con otros cinco corredores en pista buscando el cada vez más lejano intento de récord. Concluyeron finalmente tres. Harold Bjerke fue el que más distancia recorrió (232 kilómetros, 580 vueltas) a una media de 6:11 el kilómetro. Al término de la prueba los corredores coincidieron en que las bajas temperaturas mermaron su rendimiento e impidieron finalmente el asalto al récord.

Pero quien mejor nos explica lo que pasó es el propio Kilian:

ARTÍCULOS RELACIONADOS