Foto: Orca
Trucos y curiosidades / Natación / ¿Por qué nos falta el aire al nadar con neopreno?

¿Por qué nos falta el aire al nadar con neopreno?

Hace un tiempo María Puig escribía un extenso artículo sobre el EPIN, el edema pulmonar inducido por natación, y las causas de tantos incidentes cuando se da la salida de un triatlón o de una prueba de aguas abiertas.

Hoy queremos centrarnos en la sensación de agobio y de falta de aire que se da en ocasiones: esa impresión de que no podemos respirar y tenemos que hacer más ejercicio pulmonar para poder coger una nueva bocanada. ¿Por qué ocurre, dando igual si somos novatos o experimentados?

Hay varias razones, así que vamos a ir desglosándolas poco a poco:

La talla del neopreno

A la hora de competir con neopreno, es importantísimo que sea de nuestra talla, y que se adapte a nuestro cuerpo como una segunda piel, pero sin agobiarnos en exceso.

Es costumbre habitual que los deportistas compremos neoprenos que nos queden muy justos, buscando una mejor hidrodinámica, pero puede ser un error si nos aprieta demasiado. Al intentar respirar, el tejido del neopreno, en tensión, nos presionará la caja torácica evitando que lo hagamos con facilidad, lo que incrementará nuestra sensación de agobio y de falta de aire.

Así que a la hora de escoger talla, déjate guiar por las recomendaciones del fabricante.

Relacionado: Los mejores neoprenos de triatlón de 2019

El ajuste del neopreno

Por otro lado, dedica tiempo a ponértelo en condiciones, evitando que quede holgado en la zona de las piernas y del estómago, y muy tirante en la zona de los hombros, ya que esto acrecetará la tirantez del tejido en la zona pulmonar, justo como comentábamos con el tema de la talla incorrecta.

Aquí tienes un vídeo de Ciro Tobar explicando cómo hay que ponerse el neopreno para que no nos haga arrugas:

Una vez que lo tengas puesto, entra al agua a terminar de ajustarlo. Deja que entre un poco de agua por el cuello. Los expertos dicen que no es correcto, pero la sensación de liberación de espacio para colocar mejor mangas y pecho te ayudará a estar más calmado.

Entrena con él y habituáte a sus sensaciones

Por desgracia es habitual encontrarse con triatletas o nadadores de aguas abiertas que solo utilizan el neopreno en competición.

Sin embargo, como ya hemos dicho en otras ocasiones, nadar en piscina y nadar en aguas abiertas poco tiene que ver, igual que hacerlo sin neopreno o con él.

De ahí que sea básico entrenar de manera recurrente con el neopreno a lo largo de toda la temporada: ve a la piscina al menos un día a la semana, y acostúmbrate a sus sensaciones: siente ese agobio inicial, y gana práctica. Así evitarás que, durante el transcurso de una competición, te vengan los nervios.

Entrenamiento mental

Si pones en práctica estas tres recomendaciones previas y sin embargo continúas con la sensación de agobio, quizás tengas que poner en práctica técnicas de entrenamiento mental, que te ayuden a visualizar los malos momentos que puedas llegar a pasar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS