Foto: Envato Elements
Salud y Nutrición / Triatlón / ¿Acudir al psicólogo para superar una lesión? Sí, es una buena idea

¿Acudir al psicólogo para superar una lesión? Sí, es una buena idea

En muchas ocasiones, cuando surge una lesión -del tipo que sea-, nos quedamos en la visión de que es un daño producido en algún punto concreto de nuestro cuerpo.

Esta visión, muy común entre los triatletas y deportistas populares, se olvida de un punto muy importante: cómo afecta una lesión a nuestra salud mental.

En función de la gravedad -y de la frecuencia con que se repita- una lesión puede tener graves consecuencias para la salud mental de un deportista.

Cómo nos compromete emocionalmente una lesión

Una lesión implicará obligatoriamente un parón en la práctica del deporte.

La pérdida de entrenamientos y el desgaste físico al que nos enfrentamos a partir del momento en que nos toca parar pueden llevar a quien la sufre a sentir frustración, miedo, desesperación e incluso falta de confianza en sí mismo ante la percepción del daño como un fracaso.

Importancia de la psicología en la recuperación

Mientras te enfrentas a la recuperación física, tu mente asumirá gran parte de las consecuencias de la lesión.

Los deportistas con la mente sana serán más capaces de asumir los tiempos de curación y de mantener un autoconcepto positivo.

La relevancia del estrés

El estrés, que también puede surgir como respuesta a las lesiones, se ha identificado como un factor desencadenante en muchas de ellas.

Antes de continuar definamos qué es exactamente el estrés: según Cristina Pérez, directora del equipo de psicólogas de Siquia, el estrés no deja de ser un sentimiento de tensión que se produce ante una amenaza o un reto.

Por lo general, el estrés es una respuesta del sistema nervioso que permite enfrentarse a “amenazas” momentáneas.

Sin embargo, en ocasiones el estrés se alarga hasta volverse crónico y nuestro cuerpo, siempre alerta ante la posibilidad de que aparezca el peligro, consume más nutrientes y genera cortisol, una hormona esteroidea que aumenta el nivel de glucosa en el torrente sanguíneo, extrayéndola de los músculos y provocando una reducción de la masa muscular, fenómeno que aumenta el riesgo de lesión.

psicologo hombre
Foto: Envato Elements

El estrés puede producir un aumento de la activación fisiológica innecesario y peligroso para la salud física de los deportistas.

Es por ello que será fundamental establecer cuál es el nivel óptimo de activación, aquel que permite obtener el mejor rendimiento, y, cuando lo sobrepasamos, poner en marcha ejercicios de relajación.

¿Cómo facilitar la recuperación desde un punto de vista psicológica?

Técnicas como respirar de forma consciente utilizando el diafragma, meditar o practicar la relajación muscular pueden ayudarte a combatir el estrés rápidamente.

Además, los factores psicológicos también tienen una importancia fundamental durante el proceso de rehabilitación.

La recuperación puede llegar a ser un proceso largo y es fácil caer en la desmotivación y la frustración. Sin embargo, la negatividad puede tener consecuencias negativas en tu recuperación física e incluso llegar a alargarla.

La psicología es tan importante que aquellos deportistas que caen en la desesperanza y pierden la confianza en la recuperación, pueden llegar a experimentar dolor físico una vez curados.

Por el contrario, la motivación favorecerá el correcto cumplimiento de las directrices para la recuperación.

Un buen método para conservar la motivación es la fijación de metas a corto plazo, relativamente fáciles de realizar, que generarán un sentimiento de mejoría en el deportista.

¿Qué nos aporta exactamente el apoyo de un psicólogo?

Aunque es posible mantener una buena salud mental sin la intervención de un psicólogo, un profesional puede ser de gran ayuda durante la recuperación.

En primer lugar, un psicólogo podrá prevenirte acerca de las secuelas que deja una lesión en el plano emocional.

En segundo lugar, te ofrecerá los mecanismos necesarios para gestionar esas secuelas de manera sana.

Y lo hará siempre desde la formación y la experiencia de acumular muchas consultas a sus espaldas.

Consejos de cara a lograr mantener la mente fresca

Sin embargo, también hay una serie de prácticas destinadas a proteger tu mente que puedes poner en práctica de manera individual.

Piensa en el corto plazo

Ya hemos hablado de la importancia de fijar metas a corto plazo, pero es de vital importancia establecer plazos realistas que permitan la correcta recuperación de la lesión, sin acelerar el proceso.

Estos pequeños pueden ayudarte a mantenerte ocupado no solo a nivel físico, sino también a nivel mental. Este paso es fundamental, puesto que evitará la aparición de pensamientos tóxicos sobre los tiempos de recuperación, la efectividad del tratamiento e incluso sobre tu propio valor como deportista.

Date tiempo para que la lesión sane, y busca nuevos hobbies

Y aunque parezca una obviedad, debes darte tiempo para sanar. Aunque el deporte sea tu pasión, debes comprender que curarte requiere su tiempo y que no por sobrecargarte de ejercicios para tu rehabilitación volverás a la pista más rápidamente.

A veces debes preguntarte cuál es tu prioridad: si volver a la competición cuanto antes o dedicar el máximo tiempo posible a ello, haciendo gala de la mayor profesionalidad posible.

Una vez hayas conseguido superar la lesión, debes comenzar a cuidar tu forma física, tu técnica, tu alimentación y todos aquellos factores que pueden ayudarte a evitar futuras lesiones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS