¿Puede ser tu cerebro más eficiente gracias al deporte?

¿Puede ser tu cerebro más eficiente gracias al deporte?

Los expertos dicen que las personas que hacen deporte tienen una mejor capacidad para filtrar el ruido. Esta habilidad permite a los atletas procesar mejor la información y las situaciones, aumentando, así, la eficiencia del cerebro.

¿El deporte mejora la eficacia del cerebro?

La capacidad de filtrar el ruido y mantener la concentración puede ser uno de los beneficios clave de practicar deportes, según el estudio de la Universidad Northwestern de Illinois.

Las personas que hacen deporte tienen más capacidad para omitir el ruido que aquellas con menos experiencia deportiva. Asimismo, también pueden tener un sistema nervioso más silencioso y saludable como resultado.

Los expertos probaron esta teoría conectando dos grupos de atletas y no atletas a un dispositivo que les hablaba a través de auriculares. Analizaron la actividad cerebral de los participantes en relación con el nivel de ruido de fondo durante cada sílaba. Los atletas en general tuvieron una respuesta más eficiente a estos sonidos.

El deporte mejora la concentración y el rendimiento del cerebro

Como dice Nina Kraus, autora del estudio y directora del Laboratorio de Neurociencia Auditiva de Northwestern, “hay dos maneras de escucha mejor al locutor: minimizar el ruido estático o aumentar la voz del locutor. Hemos descubierto que los cerebros de los atletas minimizan el fondo ‘estático’ para escuchar mejor al locutor”.

Por su parte, Danielle Ransom, neuropsicóloga pediátrica del Johns Hopkins All Children´s Hospital, cree que puede haber un “efecto ejercicio” en las partes del cerebro responsables de regular la atención, “particularmente la corteza prefrontal y los canales de dopamina”.

Otros beneficios del deporte

"Los estudios han demostrado una mejora del rendimiento cognitivo y académico general en los niños que juegan (deportes u otras actividades físicas) durante 3 o más días a la semana durante al menos 20 minutos”, comenta Ransom.

Danielle Ransom indica también que el ejercicio aumenta el estado de ánimo y la autoestima para el juego activo, del mismo modo que ofrece oportunidades importantes para el desarrollo de habilidades sociales en los deportes de equipo.

En qué se diferencian los cerebros de los atletas

Un resultado curioso de este estudio fueron las diferencias en este filtrado de ruido entre los atletas y otras poblaciones que son expertas en sonidos, como músicos y personas que hablan más de un idioma.

“Si bien los procesos mentales de todos estos grupos alcanzan el mismo resultado general, los cerebros de los atletas aíslan los sonidos filtrando lo estático. Mientras, los cerebros de los músicos y las personas multilingües tienen éxito al subir el volumen proverbial”, señala Kraus.

La clave es la forma del estímulo

A lo que se reduce la diferencia de filtrado del ruido es a la forma en que los estímulos dispares entrenan al cerebro.

"El cerebro tiene una capacidad fija de atención, pero un potencial ilimitado para cómo se procesa la información", explica el Dr. Shaheen Lakhan, vicepresidente de investigación y desarrollo en The Learning Corp.

Lakhan declara que mientras practican deportes, a los atletas se les presentan una gran cantidad de estímulos e información que deben regularse a través de esta matriz atencional. Esto obliga a su cerebro a priorizar lo que se está procesando y, por lo tanto, aumenta su capacidad de concentración.

cerebro
Foto: Pexels

Por ello, se puede decir que los deportes hacen que nuestros cerebros sean más plásticos.  Según el Dr. Philippe Douyon, neurólogo, autor y fundador de The Inle BrainFit Institute, “los problemas en nuestros circuitos neuronales pueden conducir a dificultades en la atención, sin embargo, los deportes son un poderoso promotor de la neuroplasticidad”.

Por neuroplasticidad se entiende a la capacidad del cerebro para formar nuevas neuronas, conexiones y reorganizar las redes neuronales.

Los deportes de contacto y las lesiones cerebrales

Las lesiones cerebrales provocadas en deportes de contacto fueron una excepción tenida en cuenta durante el estudio. Esto se debe a que los problemas en los circuitos neuronales, obviamente, conducen a dificultades en la concentración.

Por ello, los investigadores reconocen que los beneficios cerebrales del deporte que han obtenido son “en ausencia de cualquier lesión”.

"Los deportes de contacto pueden conducir a conmociones cerebrales, que temporalmente causan un impacto negativo en la salud del cerebro", explica el Dr. Vijay Jotwani del Houston Methodist Hospital.

No obstante, también indica que “en el mundo general de la participación deportiva, las posibilidades de conmoción cerebral son muy bajas".

Cada deporte tiene su tipo de lesión

El Dr. Randall Wright, también neurólogo del Houston Methodist Hospital indica que “cualquier persona que se involucre en una actividad física debe ser consciente de las lesiones específicas comunes de ella”.

"Por ejemplo, tanto el baloncesto como el fútbol implican ejercicio cardiovascular, pero los atletas en estos deportes experimentan diferentes tipos de lesiones y a diferentes velocidades", concluye Wright. Por lo tanto, hay que tener especial cuidado en el caso de los deportes de contacto.

Los beneficios en el cerebro superan a los inconvenientes

El Dr. Bryan Bruno, director médico de Mid City TMS, señala que “los beneficios de los deportes superan con creces los inconvenientes en términos de mantener el cuerpo y mente sanos y fuertes”.

Los investigadores también observaron que las mejoras en el procesamiento auditivo podrían compensar las lesiones en la cabeza hasta cierto punto.

"Debido a que las lesiones en la cabeza pueden interrumpir estos mismos procesos auditivos, es importante considerar cómo las mejoras en el procesamiento auditivo pueden compensar la lesión", escribieron los autores del estudio.

Conclusión

En definitiva, basándonos en el estudio norteamericano podemos señalar que realizar deporte sí puede mejorar y aumentar la eficiencia de nuestro cerebro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS