Foto: Kevin Sawyer // Red Bull Content Pool
Materiales / Ciclismo / ¿Qué tipo de zapatillas de ciclismo ahorra más vatios?

¿Qué tipo de zapatillas de ciclismo ahorra más vatios?

En ciclismo, como tantas veces hemos hablado, la aerodinámica lo es prácticamente todo. Por mucho que entrenemos la fuerza, o que acumulemos rodajes largos, si no contamos con una buena posición y con buenos materiales que nos ayuden a reducir el coeficiente de aerodinámica, poco camino tendremos andado.

En este sentido, hay un material del que pocas veces se valora su capacidad para ganar vatios y, con ello, reducir el cronómetro: las zapatillas.

Gran parte de nosotros escogemos por la estética: color, comodidad y tipo de sujección, sin pensar qué modelos más eficientes hay.

Pero debería haber más atributos que nos importantes, como puede ser el método de sujeción al pie, los materiales de que están fabricadas, y la resistencia al viento.

Método de sujeción al pie

Está claro que con el calzado ciclista vamos a pasar muchas horas, así que la comodidad es básica. De ahí que gracias a un buen sistema de sujeción podremos ajustar mejor y estar más cómodos.

Sujeción de cordones

El método más clásico es el de los cordones, fiable y seguro, aunque más lento a la hora de ponernos las zapatillas.

Desaparecido por un tiempo, en los dos últimos años ha ganado algo de peso entre ciclistas puros que buscan una vuelta a los orígenes. No obstante no es la opción más extendida. Quizás el modelo que mejor ha sabido recuperar los cordones ha sido el Giro Empire.

Giro Empire Zapatillas de triatlón para Bicicleta de Carreras, Hombre, Blanco, 43
  • Sistema de cierre: cordones.
  • Material exterior: Premium Teijin Samo.
  • Plantilla: SuperNatural Fit Kit y XT2.

El punto más importante es que, bien puestos, los cordones logran distribuir de manera uniforme la tensión en la zona del empeine.

Su mayor desventaja está en que es menos resistente que las otras opciones, y que puede engancharse con algún obstáculo cuando vamos en ruta. Además, el hecho de que puedan ir desajustándose con el tiempo por haberlos atado mal, hace que no sean la opción más eficiente.

Desde un punto de vista aerodinámica, es de las opciones que menos coeficiente aerodinámico ofrecen.

Sujeción por velcro

Una opción más sencilla, rápida y eficiente que los cordones, y que aerodinámicamente puede ser el velcro, con dos tiras que se ajustan al empeine de manera rápida.

La ventaja es que no resulta caro, aunque puede acumular desechos dentro de la malla. Además suelen ahorrar en peso, y en triatlón están bastante extendidas por su facilidad de uso en la primera de las transiciones.

LUCK Zapatillas de Ciclismo EVO, para Carretera, con Suela de Carbono,Muy rigida y Ligera y Triple Tira de Velcro. (45 EU)
  • Es recomendable pedir un número más, del número que usamos a...
  • Suela de carbono, muy rígida y ligera.
  • Construida en una sola pieza sin costuras interiores

Sujección por BOA

No obstante, el método más extendido en la actualidad es el sistema BOA, que funciona gracias a un cable metálico y rotatorio capaz de ajustar el calzado al pie de forma precisa.

Es muy fácil de usar, resistente, rápido y cómodo, aunque suele ser más caro. Su gran ventaja es que se puede acceder a la pieza de ajuste en cualquier momento, incluso sin parar de pedalear, lo que permite que no se pierdan vatios en ningún momento.

Rebajas
Spiuk Sportline Road C Zapatilla Carretera ALDAMA Carbono, Adultos Unisex, Negro Mate, T. 43
  • Zapatilla de ciclismo muy ligera con boa fit system; ruleta boa...
  • Diseñada para alta competición por carretera
  • Suela rlx3 de fibra de carbono, con entradas de aire para una...

¿Entonces, qué sujección es más aerodinámica?

Como comentábamos, los cordones ofrecen menos coeficiente de resistencia, pero en los últimos tiempos han salido modelos que han demostrado ser muy aerodinámicos, como las Bont Crono MK2 -que incluso ha utilizado Jan Frodeno-, o las Scott que utilizó Sebastian Kienle en Kona.

Bontrager también cuenta con un modelo similar, las Ballista, en el que el sistema BOA queda en la parte trasera, en el talón, permitiendo que en la parte delantera no haya prácticamente resistencia.

Por tanto, a la hora de escoger, hay que tener en cuenta que la zona del empeine quede lo más despejada posible. Lo mejor en este sentido es combinar ajuste BOA con velcro que tape la sujección, permitiendo que el viento pase sin problemas.

La importancia del material con que está fabricada la zapatilla

Pero también hay que tener en cuenta el material con el que está hecha la zapatilla, ya que van a incidir en la comodidad, la ventilación y seguridad, así como en la absorción de los vatios que vienen de nuestra pierna y cómo se transmiten al pedal.

Normalmente, el calzado de ciclismo está fabricado con tejidos sintéticos o con piel, pero sea cual sea el material, lo importante es que se adapte bien al pie durante el pedaleo, por lo que tendremos que probárnoslas antes de comprar un modelo concreto.

De manera generalizada, las zapatillas de ciclismo son en sí mismas más rígidas que cualquier calzado de uso diario, con vistas a no perder la potencia generada cada vez que el deportista pedalea.

Su diseño, precisamente, está enfocado en el pedaleo, que será más eficiente cuanto mayor sea la rigidez de las zapatillas.

La importancia de la suela

La suela debe ser también rígida, de manera que proteja los pedales. Hay dos opciones, rígida y dura.

Si es de nylon, fibra de vídrio o poliamida -lo que se conoce como suela rígida- será más económica, pero también más flexible, mientras que las de fibra de carbono dan más ligereza y rigidez. Al igual que la suela, la horma también debe ser rígida para permitir una transferencia más eficiente de la potencia del deportista a los pedales.

Aerodinámicamente, la fibra de carbono va a ser mejor, ya que va a hacer que se pierdan menos vatios en la pedalada. También su precio es mayor, así que en esa tradicional ecuación vatios/euro de la que tantas veces hemos hablado, habrá que hacer cálculos sobre si sale rentable o no.

El índice de rigidez depende de la marca. Así, Scott utiliza un índice de entre 6 y 10, la cifra más pequeña para cicloturistas, el 7 y el 8 para aficionados, y el 9 y el 10 para ciclistas profesionales; y Bontrager trabaja entre el 6 y el 14.

La parte superior de las zapatillas es, normalmente de malla de nylon, reforzada en algunos lugares estratégicos con materiales sintéticos o con cuero. Esta malla asegura la transpirabilidad.

Menor desperdicio de energía

Unas buenas zapatillas de ciclismo lograrán impedir que desperdiciemos la energía generada cuando pedaleamos. Además, mantendremos la firmeza y lograremos un pedaleo más eficiente.

Los diseños están enfocados a evitar los problemas que pueden surgir en los tendones, con un volumen menor que el de otras zapatillas y una mayor ligereza, aunque eso depende de la marca.

También están diseñadas para que no exista amortiguación en las plantas de los pies y eso no se convierta en un obstáculo para el pedaleo.

Casi siempre, las zapatillas de ruta incluyen un sistema de cleats con 3 orificios que se enganchan en el pedal para sujetar el pie.

El problema es que algunos pedales solo tienen dos enganches, por lo que debes buscar el calzado que se adapte a tu bicicleta, además del más adecuado para ti. El arco debe quedar ajustado y bien apoyado, y el talón no debe deslizarse hacia arriba ni hacia abajo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS