Foto: Twitter // Challenge Mogán GC
Actualidad / Triatlón / 4 razones para creer que Pablo Dapena va a estar entre los mejores de MD y LD la próxima década

4 razones para creer que Pablo Dapena va a estar entre los mejores de MD y LD la próxima década

En 2016, siendo por entonces triatleta de corta, Pablo Dapena tenía decidido dejar el deporte de alta competición. "Al final del triatlón no se puede vivir y tengo 28 años", decía un gallego que arrastraba un 2015 donde había dicho adiós a la temporada a las primeras de cambio a causa de una hernia inguinal. Casi por casualidad participaba en mayo de 2016 en el Triatlón de Media Distancia de Sanxenxo, lo ganaba con casi minutos de ventaja sobre Cristóbal de Dios, y sin quizás ser consciente en ese momento, daba un vuelco a su vida.

Dos años después ha dado un giro a su carrera especializándose en media distancia y acumulando podio tras podio. El último ayer, cuando se hizo con la victoria en Challenge Mogan Gran Canaria por delante de dos triatletas de grandísimo nivel: Andi Böcherer y Patrick Lange, actual Campeón del Mundo de Ironman.

Estos éxitos a los que el gallego del Fluvial del Lugo nos está acostumbrando invitan a pensar que ha venido a la media y larga distancia para quedarse, y encima rendir a nivel de las máximas estrellas internacionales.

Es una realidad

Campeón de España de Larga distancia, victoria en Half Vitoria -y segundo en su primera participación-, y triunfos en MDs de renombre patrio como Baiona, Valle de Buelna y Guadalajara. El éxito de Pablo en media distancia no es flor de un día. Su fisionomía y sus resultados demuestran que ha venido para quedarse. En 2016, sin entrenamiento específico, puso las bases. En 2017 decidió que ésto iba en serio y en 2018 tiene la vista puesta en el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3.

El momento de luchar de tú a tú con los mejores ha llegado.

Su edad

A la media y larga distancia se suele llegar tarde, casi como el paso lógico de deportistas ITU. Es el caso, por ejemplo de Jan Frodeno, Iván Raña o Javier Gómez Noya. Sin embargo, la hernia inguinal sufrida en 2015, cuando aún tenía 27 años, hizo que Pablo Dapena comenzase a competir muy pronto. Este 2018, cuando ha cumplido los treinta, es cuando comienza a centrarse en la distancia, con entrenamientos específicos. Ésto nos invita a pensar que el recorrido y margen de mejora del gallego es un plus a tener en cuenta: en dos o tres temporadas puede estar tratando de tú a tú a los especialistas.

Ha entrenado con los mejores

Los Jan Frodeno, Sebastian Kienle o Lionel Sanders que hoy copan las primeras posiciones en media y larga distancia son deportistas solitarios, estrictos en su planificación y que tratan de no dar señales al mundo de cuál es su estado de forma en cada momento del año, más allá de su rendimiento en competición. Sin embargo, el hecho de que Pablo venga de la corta distancia ha hecho que en las últimas temporadas haya tenido la oportunidad de entrenar con deportistas del calibre de Javier Gómez Noya, Vicente Hernández o Crisanto Grajales, entre otros.

"Poder entrenar con Javier Gómez Noya es algo para contar a mis hijos y nietos" dijo él mismo en una entrevista de 2014, al poco de hacerse con el subcampeonato de España de distancia olímpica. De una manera u otra, estar rodeado de triatletas cuya exigencia es dar lo máximo de sí mismos en espacios de tiempo de entre una y dos horas, supone que Pablo tenga, en las competiciones de media distancia, una marcha más que el resto de sus rivales.

 

Su carrera a pie

Precisamente el poder compartir entrenamientos con especialistas de corta ha hecho que, además de ser un magnífico nadador -disciplina de la que es originario- Dapena sea también será un aventado corredor. Ayer, en Challenge Gran Canaria, completó el tercero de los segmentos en 1:09:24. Teniendo en cuenta que de la bici se bajaba sexto, su remontada fue más que reseñable. Y más si tenemos en cuenta que una semana antes venía de competir en Challenge Roma, con la fatiga en las piernas que supone acumular.

En el último campeonato de España de larga distancia, que coronó al propio Dapena, solo Ángel Salamanca fue más rápido que él en el tercero de los segmentos. Ni Emilio Aguayo, ni Gustavo Rodríguez pudieron con él. En pruebas ITU -exceptuando con toda lógica Series Mundiales- y ETU su rendimiento en la carrera a pie también es más que reseñable, terminando en gran parte de sus participaciones en el TOP10.

Si tenemos en cuenta que hoy por hoy en media y larga distancia la capacidad de bajarse de la bicicleta con fuerzas suficientes como para remontar posiciones es fundamental, como demostraron Patrick Lange y David McNamee en el pasado Campeonato del Mundo de Ironman, Pablo tiene muchas bazas para darnos más de una alegría en los próximos años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS