Trucos y curiosidades / Triatlón / Comprobado: los retos deportivos nos hacen más felices

Comprobado: los retos deportivos nos hacen más felices

Desde fuera a veces parece difícil comprender por qué cada vez más gente se embarca en prácticas cada vez más difíciles que suponen todo un reto para cualquiera.

Saltar en paracaídas desde lo más alto, bucear hasta lo más profundo o escalar los picos más altos del mundo son algunas de estas prácticas arriesgadas que, sin embargo, no dejan de ganar adeptos.

Quizás te preguntes ¿Es que a la gente le gusta el peligro? No exactamente.

Lo que ocurre es que la práctica de deporte habitual está estrechamente relacionada con la felicidad. Hasta salir a correr media hora por tu barrio puede hacerte más feliz.

Así que, si al placer producido por la práctica deportiva le sumas la adrenalina de enfrentarse a nuevos retos y salir airoso, el resultado solo puede ser positivo para tu salud mental.

Factores que toman parte en la relación de la felicidad con el deporte

No solo los retos nos hacen más felices: absolutamente cualquier práctica deportiva puede aumentar nuestro bienestar y hay numerosos factores que influyen en el proceso.

En primer lugar, enfrentarse a una nueva práctica deportiva supone un aprendizaje. Y el simple hecho de aprender hace que te sientas más útil, más motivado y mejor capacitado para enfrentarte a nuevos retos. Dominar una nueva técnica o descubrir un deporte que desconocías hará que tu cerebro se mantenga activo.

runnorexia running
Foto: Envato Elements

Además, muchas veces el deporte nos permite establecer vínculos con el mundo que nos rodea y con los demás. Realizar ejercicio físico al aire libre hace que descubras nuevas sensaciones, nuevos paisajes y, no menos importante, hace que tu cuerpo absorba vitamina D, un componente muy importante para tu bienestar.

Si realizas deporte acompañado, verás cómo los vínculos afectivos que compartes con esa persona se estrechan, y así, su compañía y su bienestar influirán también en tu estado de ánimo.

Pero ¿Por qué los retos deportivos nos hacen felices?

Detrás de todas las sensaciones que experimenta tu cuerpo al hacer deporte hay una explicación científica.

Cualquier práctica deportiva te ayudará a liberar endorfinas, unos neurotransmisores que producen un efecto similar al de los opiáceos, pues actúan como analgésicos, incrementando la sensación de bienestar.

Además, el deporte también ayuda a equilibrar algunos de los neurotransmisores que, al desajustarse, producen la depresión.

Pero no solo eso: cuando haces ejercicio, tu atención se centra en aquello que experimenta tu cuerpo y, por lo tanto, las preocupaciones y el estrés desaparecen momentáneamente.

Por otro lado, el hecho de enfrentarte a nuevos retos mejora la percepción que tienes de ti mismo y te hace sentir capaz de introducir nuevos cambios en tu vida y salir de la rutina. Una pequeña superación en el ámbito deportivo puede hacerte ganar confianza en tus capacidades y así influir en todos los aspectos de tu vida.

¿Cómo afrontar nuevos retos?

Pese a la multitud de beneficios que comportan, enfrentarse a nuevos retos nunca es fácil. Un desafío pondrá en jaque no solo tus aptitudes físicas, sino también las psicológicas. Por suerte, hay multitud de prácticas que puedes poner en marcha para encontrar el impulso que necesitas.

En primer lugar, es importante que mires a tu alrededor, busques a aquellos que lo han logrado antes que tú y prestes atención a tu experiencia. Esto acabará con gran parte de la incertidumbre, te permitirá utilizar los métodos que ya les funcionaron a otros y te mantendrá alerta ante las dificultades que te encontrarás en el camino.

Si el miedo se interpone en el proceso, intenta mantener la mente fría y recuerda que ya te has enfrentado a otros retos antes.

Mantenerse en el lugar es cómodo, pero no produce ninguna satisfacción, tenlo en cuenta. Si le tienes miedo a fallar recuerda que, tras cada error, serás consciente de lo que ha fallado y podrás ponerle solución, por lo que estarás cada vez más cerca del éxito.

Y, sobre todo, traza un camino claro para llegar a la meta, mediante una buena organización y un buen entrenamiento.

Seguir tus propios planes y ver cómo te acercan a la victoria aumentará la confianza en ti mismo, así que no dudes en intentarlo y enfréntate a nuevos retos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS