Foto: The Guardian
/ Running / La gran mentira de la ultradistancia, Robert Young

La gran mentira de la ultradistancia, Robert Young

El pasado 2 de octubre se publicaba el informe sobre la investigación del caso Robert Young y su polémica actuación en la Trans America. Para quienes no sepáis quién es Robert Young, más conocido como "marathonman" en su país, diremos que es un inglés de 33 años que se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de las carreras de resistencia en los últimos años. Tanto es así que que el pasado mes de mayo se propuso atacar el récord de la Trans America, prueba que consiste en atravesar de costa a costa los  Estados Unidos, terminando en Nueva York.

rober2

El informe de la investigación concluye con rotundidad afirmando que Robert Young tuvo que hacer gran parte del recorrido en coche hasta ser descubierto por Asher Delmott. A partir de ese momento, un grupo de voluntarios se dedicaría a observarle y seguirle durante varios días. ¿Se nos cae otro mito a partir de ahora? ¿Los superhombres no existen? ¿Todo está permitido con tal de ser el número uno? ¿Se puede hacer trampas con tal de ser el primero?

robert5

Más de 36 año sin batirse el récord de la prueba

El récord de la prueba está desde 1980 en manos de Frank Giannino Jr,  cuando logró cruzar el país norteamericano en 46 días, 8 horas y 36 minutos. Este vendedor de zapatillas seguirá formando parte de la historia de la ultradistancia mundial, 36 años después de conseguir aquella marca.

Pues bien, Robert Young empezó con alegría la prueba, con una media de 65 millas al día, lo que viene siendo unos 105 kilómetros por día. Sí, sí, habéis leído bien, 105 kms/día. La cosa marchaba bien hasta que un tal Asher Delmott de Letsrun.com decidió salir a buscarle para acompañarle unos kilómetros  el 5 de junio: “Salí con la intención de acompañarle a correr un rato, pensando en que estaría solo a la 1 de la mañana en medio de la nada en Kansas, y me pareció una gran idea formar parte de una hazaña semejante. A partir de este momento, me di cuenta del engaño…”.  “Estoy convencido de que Rob no está haciendo la totalidad de la distancia corriendo a pie… Sé que las imágenes y vídeos que he recogido no son la prueba definitiva, pero creo que al menos deben ser tenidas en cuenta antes de reconocer un récord semejante”.

El resto, junto con el impacto en redes sociales que tuvo su entrada, lo podéis ver en su post escrito publicado apenas una semana después de empezar la prueba.

theguardian
Foto: Robert Young, Foto: Theguardian

Saltan las alarmas

Este post hace que salten todas las alarmas y se empiecen a revisar todos los datos y registros de los dos dispositivos Tom Tom que Young llevaba en su intento de récord. El ritmo inicial que marcaba no tenía precedentes en la historia, era algo completamente extraño. A partir de la publicación de Delmott, el director de la prueba, Gary Cantrell, se dedicó a seguir en coche al británico durante cinco días seguidos para vigilarle. ¿Y sabéis qué pasó en ese momento? Pues que el ritmo del inglés empieza sorprendentemente a bajar.

El resultado del  informe, realizado de manera independiente por los profesores Roger Piekle Jr. y Ross Tucker, señala que Young recorrió en vehículo varios trechos de la prueba. “No hemos identificado ninguna otra explicación coherente que explique la interpretación de los datos, más que la ayuda de algún vehículo durante varios tramos de la prueba”, dicen los expertos.

Los datos de cadencia han sido decisivos, ya que el estudio muestra que los pasos se detenían durante varias partes de los primeros 24 días de trayecto. Vamos, que esto es igual que los que hacen el maratón cogiendo el metro hasta dos kilómetros antes de entrar en meta, ¿os suena?

El espónsor de Robert Young, la marca de prendas deportistas Skins fue la encargada de poner en marcha el estudio para saber qué estaba pasando. Una vez obtenido el resultado, ha hecho público su contenido y ha enviado un comunicado de prensa, además de rescindir su contrato con el corredor británico.

La reacción de Young no se ha hecho esperar, quien ha seguido defendiendo su inocencia: “No estoy de acuerdo en que haya hecho trampas. He cometido errores, pero no he engañado a nadie”. El famoso corredor británico, conocido por su lema "Bringing hope through running" parece que está dispuesto a demostrar su inocencia, lo que no sabemos es cómo piensa hacerlo. Seguiremos informando.

 

robert3

Fuentes: sportsscientistists.com, Marathonman, SkinsEl Confidencial

ARTÍCULOS RELACIONADOS