Actualidad / Natación / Ryan Lochte participa en el Gran Hermano VIP estadounidense

Ryan Lochte participa en el Gran Hermano VIP estadounidense

La última del nadador estadounidense Ryan Lochte es que ha confirmado su participación en Celebrity Big Brother, el Gran Hermano VIP nortemericano de CBS, donde supuestamente mostrará un lado diferente al que nos tiene acostumbrados a ver. Más conocido, todo hay que decirlo, por protagonizar sucesos que poco tienen que ver con su trayectoria como deportista. También ha confirmado en una entrevista de la revista People, que seguirá entrenando mientras esté en el programa.

Lochte, de 34 años, es una de los 12 famosos que competirán en esta temporada y que se emite a partir hoy, 21 de enero en la CBS. Actualmente Lochte cumple una suspensión por dopaje de 14 meses por haber recibido transfusiones intravenosas por cantidad superior a 100 ml en un período de 12 horas sin una Exención por Uso Terapéutico (TUE). A pesar de dicha sanción, todavía tiene en mente participar en los Juegos Olímpicos de 2020.

Según el representante del nadador estadounidense, Jeff Ostrow, Lochte aceptó la invitación de aparecer en el programa para que Estados Unidos pudiera ver una imagen de él diferente a la que nos tiene acostumbrados en los medios de comunicación.

"Él no es como es en los medios de comunicación", dijo Ostrow en el artículo de People. "Es una gran persona, tranquilo y con los pies en la tierra. La gente que quiera ver a Ryan - si piensan que está todo el día de fiesta y que está loco, no es lo que se van a encontrar, porque Ryan no es así. De hecho, se ha comprometido a cambiar su estilo de vida y ha buscado ayuda externa para dejar sus problemas con el alcohol".

Ostrow continúa en la entrevista diciendo que el programa de tratamiento de alcoholismo de Lochte "ha ido muy bien" y que Lochte siguió el programa voluntariamente, "aunque muchos profesionales decían que no lo necesitaba necesariamente".

En cuanto a los detalles del concurso, Lochte intentará jugar para ganar  los 250.000 dólares que hay en juego, aunque todavía no ha pensado mucho en la parte estratégica del juego. Además, habrá una piscina en la casa exclusivamente para que Lochte pueda seguir entrenando de cara a Tokio 2020.

Fuente: People

ARTÍCULOS RELACIONADOS