Foto: James Mitchell
/ Triatlón / Así es un día de entrenamiento de Sebastian Kienle en Girona

Así es un día de entrenamiento de Sebastian Kienle en Girona

Mucho ha cambiado la manera de entrenar de Sebastian Kienle en el último año. La lesión en el tendón de Aquiles que lleva sufriendo en el último año le ha hecho tener que modificar sus rutinas, hasta el punto de continuar entrenando a la expectativa de cómo responderá su pie. Sin embargo, se muestra optimista y espera regresar a la competición próximamente. Estas últimas semanas, hasta que se ha desplazado a Utah a competir en IRONMAN 70.3 St. George, ha estado en tierras gerundenses, donde se le ha visto entrenar junto a Jan Frodeno.

El deportista entrenado por Philipp Seipp cuenta en su última publicación de Youtube que ha dejado de correr a primera hora del día debido a que por las mañanas su tendón de Aquiles está más rígido. Por eso camina por su apartamento durante una hora hasta que consigue superar la prueba de fuego: bajar las escaleras sin dolor. Al comprobar que se encuentra bien, inicia su entrenamiento de carrera a pie. Pese a que no se encuentra al 100%, afirma que ahora el progreso está siendo mucho más rápido. "Es genial ver que ya no es un progreso mensual, sino que va mejorando de semana en semana".

El alemán explica que desde que cambió de entrenador ha cambiado su preparación. "Ahora realizó muchos entrenamientos indoor". Para Kienle no es lo mismo disfrutar de las vistas de la naturaleza que ver la televisión, no obstante "primero el trabajo, luego la diversión".

La segunda sesión de entrenamiento del día la realiza en bicicleta, en esta ocasión asciende a Rocacorba, una subida exigente y larga. En sus objetivos del día está pedalear a máxima potencia cuatro veces durante cinco minutos. Grande parte de la carrera la realiza en grupo y muestra su competitividad: "Antes lo más importante hubiese sido aplastar al resto de corredores". Debido a su lesión alterna un día de entrenamiento condensado con dos días sin correr. "Necesito una preparación con carga cardiovascular bastante alta para poder prepararme un Ironman".

Al llegar a la cima de la montaña, celebra lo que ha sido su primer entrenamiento desde hacía medio año con dos sesiones de carrera.

ARTÍCULOS RELACIONADOS