Foto: Planeta Triatlón
Actualidad / Triatlón / Sebastian Kienle: "Me siento muy orgulloso de poder vivir esta época del triatlón en que nos encontramos"

Sebastian Kienle: "Me siento muy orgulloso de poder vivir esta época del triatlón en que nos encontramos"

Si el sábado pasado, en la rueda de prensa posterior a la disputa del Campeonato del Mundo de Ironman, había un triatleta con el gesto contrariado, ese era sin duda el alemán Sebastian Kienle. Ganador en 2014 y segundo en 2015 y 2016, el de Karlsruhe tenía puestas grandes esperanzas en esta carrera, a la que llegaba en un gran momento de forma.

Sin embargo, en meta terminó viéndose relegado a la cuarta posición, tras ser superado durante el transcurso de la maratón por Patrick Lange, a la postre ganador, y el británico David McNamee. "Estoy hecho una puta mierda" fue lo primero que dijo al sentarse frente a los periodistas, poco antes de comenzar la rueda de prensa. "Es muy duro hablar cuando has quedado cuarto, pero bueno, tenía posibilidades, y si quieres ganar, tienes que asumir algunos riesgos". Antes de comenzar la carrera, en la comparecencia ante los medios del pasado jueves, reconoció que su objetivo era llegar a meta con el tanque vacío. "Lo cumplí, el problema es que lo hice veinte kilómetros antes de lo que esperaba, así que no fue muy buena idea, porque el resto del maratón solo quería que la carrera se acabase".

Para el último ganador del Ironman de Frankfurt la carrera fue de las más duras en las que ha competido: "el segmento de bici fue de tonto el último, con Cameron Wurf y Lionel Sanders tirando. Aquello fue como el vuelo del fénix para mí". "Obviamente Cameron Wurf tenía la intención de batir el récord del sector de ciclismo, era todo un poco extraño, así que tuve que tomar decisiones en carrera. No sé si fueron las correctas". Viendo cómo acabaron Sanders -visiblemente cojo-, Frodeno -lesionado de la espalda- y el propio Kienle -sin fuerzas-, quizás centrarse en seguir el ritmo de Wurf no fue lo más adecuado. A la postre dos triatletas que no se cebaron en el sector ciclista -Lange y McNamee- fueron los que acabaron en mejores condiciones.

"De todas maneras, acabé dándolo todo, así que no me puedo echar nada en cara". Hizo suyas unas palabras previas de Sanders: "Me encanta competir, incluso creo que disfruto más compitiendo contra mi mismo en cada carrera, pero también es cierto que me siento muy orgulloso de poder estar viviendo la época del triatlón en que nos encontramos, en la que hay rivales de tanta calidad". Para él, "en estos momentos hay cinco o seis triatletas capaces de ser campeones del mundo". Terminó con toda una declaración de intenciones: "Es por eso que sigo enamorado de este deporte".

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS