Actualidad / Triatlón / Andrew Starykowicz se defiende de las acusaciones de dopaje

Andrew Starykowicz se defiende de las acusaciones de dopaje

Ayer se sabía que Andrew Starykowicz, una de las referencias del triatlón de larga distancia norteamericano, ha sido suspendido por la USADA y por IRONMAN por dos años, tras demostrarse que consumió vilanterol para curar la neumonía que le apartó en octubre de 2019 de tomar la salida en Kona.

"Sigo sufriendo de bronquitis y neumonía e intentar correr respirando a través de una pajita no tendría sentido", reconocía el pasado 12 de octubre de 2019, cuando anunciaba que no participaría en la carrera.

Tras conocerse la sanción de dos años que le han impuesto, Starykowicz ha publicado un largo artículo en su blog en el que explica cómo se han concatenado los pasos para llegar hasta la sanción, que terminará este próximo 1 de enero de 2021 al decidir la USADA que el vilanterol dejaba de ser considerada como sustancia dopante.

¿Qué es el vilanterol y cómo ayuda a los deportistas?

El vilanterol es un agonista beta-2, de la misma familia que el salbutamol -el famoso ventolin-, cuya mayor virtud como fármaco es ser broncodilatador comúnmente utilizado para tratar problemas pulmonares.

Tal como explica Starykowicz, al volver de Hawaii le fue recetado un inhalador breo y medrol por cinco días. En la propia consulta médica vio que ambos productos estaban prohibidos por ls USADA, con lo que buscó alternativas, y terminó pidiendo, por primera vez en quince años de carrera profesional, una ETU.

Andrew Starykowicz
Foto: Instagram

"Mi médico rellenó la información médica para la ETU marcándola como aguda, y envió el fax a la USADA el 15 de octubre. Bajo su supervisión, me explicó cómo inhalar, y tomé mi dosis a sabiendas de que tomaba una sustancia prohibida".

Al día siguiente recibió un mail de la USADA confirmando la recepción de la solicitud de ETU, aunque seis días después le fue notificado que ésta estaba incompleta. "En ese momento ya había tomado todas las dosis de medrol", escribe el de Orbea. "Hablé con mi médico y envió la información adicional el 23 de octubre".

A partir de ahí, siempre en palabras de Starykowitz, comienza una serie de correos cruzados entre la USADA y el deportista hasta que tomó la salida en Florida, donde quedó tercero. "Indiqué claramente en el formulario de la carrera que estaba tomando un inhalador Breo".

Tras la prueba, celebrada el 2 de noviembre, recibió un correo electrónico de la USADA autorizándole el uso de Medrol, pero no de Breo. En el correo le indicaban que tenía que haber tomado Advair, otro inhalador similar, y prohibido con condiciones.

"Mi médico presenta información sobre las razones que le llevaron a recetarme Breo, en vez de Advair". En este punto, Starykowitz indica que "si la USADA hubiera seguido las normas de la AMA y me hubiera respondido a tiempo, se podría haber hecho cambios en mi tratamiento".

La sanción de IRONMAN, el 5 de diciembre

"Recibí un correo de IRONMAN con una carta de sanción", explica. "Decía que sería suspendido cuatro años, con multas adicionales en caso de no colaborar".

"IRONMAN se negó a negociar un acuerdo igual que se había hecho en otros casos de consumo de Breo".

Pasan las semanas, y Starykowicz pone su caso en manos de la WADA. El 6 de marzo recibe un correo con el fallo de la AMA.

Este explica que siguió órdenes de los médicos y que la prescripción era necesaria dado su estado de salud. De igual manera indica que el consumo de Breo era absolutamente necesario y que de ninguna manera mejoraba el rendimiento.

Comienza la pelea en los tribunales y el pago de costas

El siguiente paso era apelar al TAS, cuyo coste ronda los 13.000 dólares. "USADA y IRONMAN trataron de obstruir el caso negándose a pagar su parte", escribe Starykowicz. "Para que mi caso fuese estudiado tuve que pagar cerca de 30.000 dólares".

El 24 de junio el arbitraje del TAS habla de neglicencia médica, y poco después la AMA retira el Breo de los productos prohibidos de cara a 2021.

La conclusión de Starykowitz tratando de defender su inocencia: "Más de 75.000 dólares gastados en abogados, arbitraje, solicitudes y, 407 días después, la sanción es la más dura que se haya dado, trece meses, por tomar algo necesario para restaurar la salud y no mejorar el rendimiento".

Según apunta él mismo, la sanción es retroactiva, comenzando el 5 de diciembre de 2019.

ARTÍCULOS RELACIONADOS