Actualidad / Triatlón / ¿Qué tiene el Swimrun para que sea el deporte de moda?

¿Qué tiene el Swimrun para que sea el deporte de moda?

El Swimrun es una de las nuevas disciplinas que llega con fuerza a nuestro país. En los países nórdicos lleva practicándose más de diez años y a día de hoy es un deporte de masas. La idea surgió tras una apuesta entre dos suecos para nadar y correr a través de veinte islas en el archipiélago de Estocolmo. Allí se celebró el primer swimrun oficial en 2006, el Ötillö, que a día de se ha convertido en un circuito con varias pruebas continentales.

Nadar y correr, de eso va la cosa. Pero no como en el acuatlón. A diferencia de esta disciplina tradicional donde la prueba se divide en dos segmentos -uno para cada disciplina-, el Swimrun combina múltiples segmentos de natación con otros de carrera a pie y lo hace sin ningún tipo de interrupción o descanso y con alguna que otra curiosidad.

Nada de transiciones, se nada con zapatillas y se corre con neopreno. Estos suelen ser cortos -para facilitar la carrera a pie-. Marcas como sailfish ya fabrican modelos especializados; con mayor grosor en las piernas para ayudar al apoyo en las zonas rocosas y menor grosor en las axilas e ingles con vista a la carrera. Además incorporan doble cremallera y algún bolsillo. Los participantes están obligados a llevar el mismo material durante toda la prueba. Se permite llevar elementos que te ayuden durante la natación, como manoplas, aletas o pull, pero ya sabes que se tendrá que correr con ellos también. Lo más habitual es llevar un pull atado a la cintura y unas manoplas de neopreno o palas, ya que no podremos batir las piernas y, además, se hundirán por el peso de las zapatillas.

Swinrun Vies Bravas
Foto: Swimrun Vies Bravas

Las pruebas suelen constar de varias distancias y por norma general son por parejas -por motivos de seguridad-. El recorrido a pie suele ser el 70% del total de la prueba, el 30% restante corresponde a los tramos de agua. Gana la pareja que primero cruce -junta- la meta. Se recomienda llevar una cuerda atada entre ambos miembros, para evitar perderse en el agua o separase más de la distancia reglamentaria -suele ser de 10 metros en el agua y 100 en la carrera a pie-.

En España la primera prueba de Swimrun llegó en abril del año pasado con SWINRUN Costa Brava con tan buena acogida que en octubre del mismo año llegó una nueva edición en el Cap de Creus (zona norte de la Costa Brava). Para Lluis Turón, organizador de pruebas, hay varios factores que explican el éxito de esta disciplina: "Se trata de un evento diferente, es mucho más divertido que una prueba tradicional. Tener que entrar y salir constantemente del agua lo hace mucho más dinámico". En las pruebas de la Costa Brava, pioneras en nuestro país, Lluis destaca la belleza de sus paisajes: "se trata de una zona con una orografía virgen y rocosa, es muy agreste y se disfruta mucho corriendo por esos caminos y recorridos espectaculares". Otro de los puntos fuertes que señala es la posibilidad de combatir el calor gracias a los continuos tramos de natación, que nos alivian entre segmento y segmento de carrera.

Swimrun Vies Bravas
Foto: Swimrun Vies Bravas

Este año llegan prueba nuevas, como el Vies Braves SwinRun, que contará con un recorrido de un total de 16 km en parejas. Además la organización ha preparado otra modalidad no competitiva para aquellos que quieran probar por primera vez esta experiencia. En este caso serán 10 km y se podrán completar de manera individual, así que si te animas el 3 de septiembre tienes una cita en Portbou. Y si no, sólo te basta con acercarte por la zona, donde, por primera vez en nuestro país, se han instalado dos circuitos permanentes perfectamente señalizados para que puedas aventurarte en esto del Swimrun.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS