Actualidad / Natación / Tita Llorens cruza a nado los 100 kms desde Jávea hasta Ibiza sin neopreno

Tita Llorens cruza a nado los 100 kms desde Jávea hasta Ibiza sin neopreno

Después de 36 horas y media nadando, ayer viernes vimos a la nadadora menorquina Tita Llorens consiguiendo por fin un reto que se convierte en histórico en el deporte de la natación. Quizá no es un reto que salga en los grandes medios, ni recibe la atención de grandes marcas, pero que para nosotros es simplemente un ejemplo. Margarita Tita Llorens cruzaba con bañador convencional la distancia de más de 100 kilómetros que separan la costa de Jávea y la de Ibiza, siendo la primera mujer en el mundo que lo logra y la primera persona del mundo en hacerlo sin neopreno. La nadadora de Ciutadella, que el próximo mes de agosto cumplirá los 50 años, ha conseguido terminar en la tercera vez que lo intentaba.

La hazaña empezaba a las 7 de la mañana del pasado jueves, 26 de julio, saliendo desde Jávea con rumbo a Ibiza. La travesía transcurrió con normalidad durante los primeros kilómetros, hasta entrada la tarde, cuando olas de medio metro empezaron a hacer mella en la experimentada nadadora. Llorens recibió las primeras atenciones sanitarias por parte del médico que iba a bordo de la embarcación de apoyo. Junto a él viajaban un juez, dos patrones, tres piragüistas y cuatro nadadores de apoyo. Durante la madrugada, el momento más tenso de la navegación, el ritmo de sus brazadas descendió hasta los 2,6 kilómetros por hora.

A las ocho de la mañana, Tita Llorens ya había completado 70 kilómetros en un tiempo de 24 horas y 40 minutos. Cuando ya divisaba la costa de la isla de Ibiza comenzaron los verdaderos problemas. A la fatiga y los efectos de la sal en su cuerpo y rostro se sumó un cambio en las condiciones marítimas. A unos 4 kilómetros de alcanzar Cala Tarida, su destino original, Llorens se topó con una corriente de viento y oleaje que frenó en seco su progresión.

Tita Llorens
Foto: Facebook

La expedición, a la que se sumó el ibicenco Juanjo Serra –la segunda persona en completar el desafío tras David Meca–, varió el rumbo para encontrar una corriente favorable. Tita Llorens alcanzaba la costa de Cala Codolar a las 19.30 horas después de 36 horas y media nadando y tras un enorme esfuerzo en el Mediterráneo. Y lo hizo entre lágrimas, rodeada de seres queridos, amigos y aficionados, todos emocionados por lo que había conseguido la nadadora menorquina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS